Tohá buscará rechazo ambiental a pique de Línea 3 de Metro

Optará por esa vía si la respuesta de la empresa estatal no es satisfactoria. Fuente: El Mercurio 17 de diciembre 2014.


La alcaldesa de Santiago, Carolina Tohá, buscará que el Gobierno Regional Metropolitano rechace el permiso ambiental para que Metro excave un pique frente a la Catedral de Santiago como parte de las obras de la futura Línea 3.

Luego de reunirse con el vicario general del Arzobispado de Santiago, padre Rodrigo Tupper, y el dean de la Catedral, monseñor Juan de la Cruz Suárez, la edil explicó que el municipio no tiene atribuciones para modificar el proyecto, salvo hacer las objeciones a la declaración de impacto ambiental que tramita la empresa.

Pese a que el viernes el presidente de Metro, Rodrigo Azócar, se abrió a buscar otras alternativas para la excavación, la alcaldesa aseveró que, hasta el momento, no han tenido ninguna propuesta oficial.

“El plazo de respuesta -a las objeciones hechas por el municipio en la Declaración de Impacto Ambiental- era el 22 de diciembre y se ha prorrogado. Si esa respuesta no fuera satisfactoria, vamos a buscar que el gobierno regional, que es el que tiene que aprobar la resolución ambiental, lo rechace”.

Tras el encuentro, el padre Tupper sostuvo que “nos parece poco razonable que después de que estuviera prácticamente un año cerrada la Plaza de Armas, más un año de trabajos en la fachada de la Catedral, volvamos a tener que cerrar por este nuevo proyecto que se ha planteado”.

Tupper aseguró que han participado en las reuniones de trabajo de Metro de Santiago sobre el tema.

La alcaldesa insistió en que no pretende que se elimine la estación Plaza de Armas de la futura Línea 3, sino que las obras se hagan de otra manera, para no tener que volver a cerrar parte de la recién reabierta Plaza de Armas. “Esta obra no se puede realizar en los términos en que está prevista y es indispensable una modificación”, enfatizó.

Los trabajos de la Catedral, que incluyen el remozamiento de la fachada que da hacia la Plaza de Armas, deben terminar a mediados de 2015. Por lo tanto, el temor tanto de la municipalidad como de la Iglesia de Santiago es que apenas concluidas estas faenas se comience a romper la explanada para la construcción del pique en conflicto.

Comments are closed.