Tras 74 días, autorizan extraer recursos en bahía de Quintero

La prohibición afectaba también desde Maitencillo a Zapallar. En la zona esperan que se revierta el perjuicio económico. Fuente: Sustentare 22 diciembre 2014.


Desde ayer, los 800 pescadores de la bahía de Quintero y sus similares de Maitencillo a Zapallar pueden volver a pescar y a mariscar luego que la autoridad sanitaria levantara la prohibición de extraer, distribuir y comercializar productos del mar en la zona derivada del derrame de 37.800 litros de petróleo que el buque tanque “Mimosa” descargaba en el terminal de la Empresa Nacional del Petróleo (Enap) en Ventanas.

La decisión se adoptó sobre la base del análisis del Instituto de Salud Pública a 231 muestras de pescados y mariscos extraídas entre septiembre, mes en que ocurrió el derrame, y ayer.

“La presencia general de hidrocarburos ha ido disminuyendo en forma progresiva. La fracción de hidrocarburos aromáticos, que es la más peligrosa, muestra niveles bajo las normas de riesgo de la Unión Europea”, dijo el subsecretario de Salud Pública, Jaime Burrows.

La restricción regía desde el 6 de octubre entre Quintero y Horcón, y el 20 de noviembre fue extendida a Maitencillo, Cachagua y Zapallar luego de detectarse niveles preocupantes de crudo en 40 muestras de productos marinos extraídos en esas localidades. Ayer quedó sin efecto una vez que la seremi de Salud, María Graciela Astudillo, firmara la resolución 934 de esa secretaría regional.

El alcalde de Puchuncaví, Hugo Rojas, confía en que con ello se empiecen a normalizar las actividades pesqueras y turísticas de la comuna. Según el presidente de la Cámara de Turismo de la comuna, Roberto Rojas, el número de visitantes cayó en 30% luego del derrame, tendencia que se elevó al 50% el pasado fin de semana largo.

La restricción extractiva afectaba a cerca de mil pescadores, que se habían visto obligados a derivar a la captura de la jibia en alta mar, más allá de la bahía, relató el presidente de Caletas Unidas de Quintero, Gerardo Muñoz. El dirigente señaló que ahora podrán volver a la pesca de sierra, palometa o jurel, aunque dificultó que se vuelva a la plena explotación de los mariscos debido a su bioacumulación de metales pesados, ratificada por un estudio de riesgo encargado por el Ministerio del Medio Ambiente.

 

Comments are closed.