Bajar costos y el uso de antibióticos, el plan salmonero 2015

Si bien la industria nacional cuenta con la capacidad para desplazar a su archirrival Noruega y lograr el top one de la producción a nivel mundial, hoy el objetivo de las compañías en el país es alcanzar una mayor eficiencia y aprovechar el alza de los precios del salmón. Fuente: El Pulso 16 enero 2015.


Dejar atrás sus mayores temores en el área sanitaria es la misión que tienen distintos ejecutivos de la industria salmonera en Chile. Tras lograr en 2014 uno de los niveles de mortalidad más bajos en los últimos años, hoy el objetivo está puesto en volver a la rentabilidad previa a la crisis del ISA. Si bien la industria cuenta con las concesiones para desplazar a su archirrival Noruega y lograr el top one de la producción mundial, hoy el objetivo es alcanzar una mayor eficiencia y reducir los costos, además de bajar el uso de antibióticos.

PULSO conversó con ejecutivos de la industria y abordó los desafíos del sector, cuyas exportaciones superaron los US$4.000 millones durante el año pasado. Ajustar los procesos a la última regulación que surgiera pos ISA es, para algunos, el mayor desafío que enfrentará la industria.

Según el CEO de Cermaq Chile, Francisco Miranda, la implementación de la nueva normativa permitirá recuperar los niveles de rentabilidad. “Tenemos que ser más eficientes bajo el nuevo marco regulatorio, porque nos ha costado mucho y ha sido muy dinámico en el último tiempo”, asegura el ejecutivo de la firma controlada por la japonesa Mitsubishi.

Sin embargo, ¿será posible lograr los niveles de rentabilidad de la industria noruega?

Gerardo Balbontín, gerente general de Blumar, acota que previo a la crisis del ISA, el nivel de competitividad que tenía Chile era superior al de Noruega. “Después de esta situación (entre 2008 y 2009), ellos se su fueron despegando a partir de su modelo de producción. Hoy estamos bien atrás”, señala. Ambos ejecutivos coinciden en que una serie de medidas del gobierno noruego junto a los privados marcaron su despegue. “La industria noruega hoy es más predecible en sus costos.

Tienen menos volatilidad en el negocio, lo que les ha permitido mejorar en el tiempo. Otra de las ventajas que tienen es que también es una industria que está más concentrada, con un menor número de actores”, explica Balbontín. En tanto, Pablo Baraona, socio junto a la estadounidense Icicle Seafoods de Salmones Aysén, sostiene que en Chile “seguimos perdiendo plata y la autoridad dice que es por una cuestión sanitaria, pero no es el único problema (…). Estamos hablando de una perdida de US$700 millones al año”. A su juicio, una estrategia comercial público- privada podría ayudar a mejorar las exportaciones nacionales.

Otro de los desafíos pendientes para la industria en Chile sigue siendo la infraestructura en lugares remotos, donde se ubican los centros de cultivo. “La infraestructura vial en Aysén es fundamental para la industria salmonera. En vez de salir por Valparaíso podríamos embarcar desde Aysén a Tokio”, agrega el ejecutivo salmonero. Antibióticos a la baja En su última presentación, Jon Hindar, CEO de Cermaq, se refirió sobre el uso de antibióticos en la industria salmonera chilena. Si bien durante el tercer trimestre de 2014 se mantiene levemente sobre los 200 gramos por kilo producido, la industria se ha propuesto disminuir el uso de estos compuestos químicos (ver gráfico).

¿Cuál es el problema?

El dilema es que en Chile los salmones sufren de una enfermedad endémica: el Piscirickettsia salmonis, o más conocido como SRS. Esta enfermedad bacteriana ataca los órganos internos de los peces provocando hemorragias y su muerte. Por lo mismo, el CEO de Cermaq Chile, Francisco Miranda, acota que no es posible comparar el uso de antibióticos entre Chile y Noruega.

“Todos esperamos que la cantidad de antibióticos usados sea menor este año en comparación con el año anterior, y para eso seguimos trabajando y tomando medidas”, puntualiza el ejecutivo. Mientras, su par de Marine Harvest Chile, Roberto Riethmüller, aclara que “estamos haciendo todo lo posible para conseguir herramientas alternativas a las que estamos usando. Por ahora, no sé si será posible en 2015 una vacuna contra el SRS”.

En tanto, Baraona insiste en la alianza público-privada. “Los noruegos tienen aportes estatales muy grandes en investigación. Entonces, dado que tienen vacunas más efectivas la posibilidad de usar antibióticos es menor”, sostiene.

“Estamos haciendo todo lo posible para conseguir herramientas alternativas, pero una vacuna contra el SRS no sé si será posible en 2015”.

ROBERTO RIETHMÜLLER Gerente general de Marine Harvest Chile

“Todos esperamos que la cantidad de antibióticos usados sea menor este año en comparación con el año anterior y para eso seguimos trabajando y tomando medidas”.

FRANCISCO MIRANDA CEO de Cermaq Chile

La industria confía en que recuperará sus niveles de rentabilidad que presentó previo a la crisis del ISA.

Piden no comparar el uso de antibióticos que hacen los productores en Chile frente a sus pares de Noruega.

Mientras, instan al Gobierno a mejorar la infraestructura vial en el extremo sur del país, como en Aysén.

El gobierno enviará un proyecto de ley para extender la moratoria de entrega de conseciones entre Los Lagos y Aysén hasta el año 2020.

Comments are closed.