Centrales mini-hidro piden que Proyecto de Asociatividad diferencie entre obras

El sector alcanzó los 350 MW instalados el año pasado y tiene otros 500 MW aprobados o cerca de tener su aprobación. Fuente: El Pulso 19 enero 2015.


Noticia relacionada:  
Gobierno buscará que empresas eléctricas paguen a localidades por megawatt instalado

Las Energías renovables No Convencionales (ERNC) han tenido un crecimiento explosivo en los últimos meses. En 2014 triplicaron la exigencia legal, llegando a una participación del 10,9% del total de generación en el Sistema Interconectado Central. Aunque la cifra es histórica, las perspectivas son aún más alentadoras: la Asociación Chilena de Energías Renovables (Acera) cree que las energías renovables pueden alcanzar el 13% este año.

De entre todas las ERNC, la tecnología mini-hidro es una de las que más interés despierta entre los inversionistas, tanto por su impacto acotado como por su mayor factor de planta en comparación con plantas eólicas y solares. Rafael Loyola, director ejecutivo de la Asociación de Pequeñas y Medianas Centrales Hidroeléctricas, plantea que el sector tiene unas positivas perspectivas de crecimiento y plantea una novedosa idea para resolver las barreras de transmisión: agregar un conductor en alta tensión a los postes de electrificación rural.

“Aunque con la electrificación rural prácticamente llegó luz hasta la última casa en la pre cordillera, eso no siempre sirve para evacuar energía de estos proyectos. Sin embargo, existe la posibilidad de utilizar la infraestructura existente para que en los sectores rurales se evacue la energía colocando un conductor adicional en los postes actuales de distribución rural, prácticamente sin impactos en el entorno.

Se hace en Europa y en Estados Unidos y perfectamente lo podemos hacer en Chile”, señala Loyola. Respecto a la ley de Asociatividad, plantea que es importante que la norma sepa distinguir entre proyectos pequeños y amigables con el medioambiente con aquellos de gran tamaño y más invasivos.

“Nosotros hemos participado en todas las instancias de diálogo que ha abierto el Ministerio de Energía para la discusión pre legislativa, y pensamos que es importante que la ley recoja las diferencias de escala económica y externalidades que existen entre los grandes proyectos hidroeléctricos y las pequeñas y medianas centrales de pasada”, explicó. Frente a las proyecciones de crecimiento del sector, Loyola señala que las centrales mini-hidro ya alcanzan una capacidad instalada de 350 MW, a lo que se suman otros 500 MW aprobados o cerca de tener su aprobación ambiental.

“Estamos partiendo el 2015 con más de 200 MW iniciando su tramitación ambiental”, complementó el ejecutivo, quien sostiene que cada vez más los inversionistas están mirando este sector, atraídos por los requerimientos y buenos precios de la energía.

La ley de Fomento a las ERNC establece la meta de que el 20% de la energía en Chile provenga de ERNC a 2025.

Comments are closed.