Gobierno deniega derechos de agua a HidroAysén y pone lápida al proyecto

Iniciativa hidroeléctrica de 2.750 MW consideraba una inversión por US$ 10 mil millones. Fuente: Mercurio 22 enero 2015.


Noticia relacionada: Gobierno rechaza parte de los derechos de agua pedidos por HidroAysén

Documento advierte sobre el carácter parcial del rechazo y abre la puerta a una eventual reactivación en el futuro. HidroAysén aún no ha sido notificado de la decisión, pero la Dirección General de Aguas (DGA) resolvió denegar los derechos de agua solicitados por la empresa propiedad de Endesa y Colbún para el desarrollo de la planta hidroeléctrica de 2.750 MW, dijo a “El Mercurio” el ministro de Obras Públicas, Alberto Undurraga.

“Denegamos derechos de agua en el río Baker y en el río Pascua por razones de caudal ecológico y por el Plan de Desarrollo Regional. Ello, sin perjuicio del programa de desarrollo energético que se está haciendo en la región, con participación ciudadana”, comentó el secretario de Estado. Agregó que si bien esta es una facultad de su ministerio, el proceso se coordinó con la cartera de Energía, Medio Ambiente y otros involucrados.

Cercanos a la empresa señalaron que no se puede dimensionar el efecto de la decisión mientras no se acceda al dictamen, pero fuentes conocedoras del documento informaron que el decreto cierra la opción de viabilizar HidroAysén por los próximos años. Pero, podría revocarse en el futuro con otro gobierno si así lo indica el plan de desarrollo energético para esa región.

La última arista

El año pasado el Consejo de Ministros sepultó la construcción de la hidroeléctrica, pero la denegación de los derechos de agua era la última arista que quedaba pendiente para asegurar el fin de este proyecto de inversión por alrededor de US$ 10 mil millones.

El 9 de enero, la Contraloría General de la República le dio un plazo de 10 días a la DGA para pronunciarse sobre la materia. La disyuntiva de esta institución era otorgar los derechos -los que serían a perpetuidad según establece el Código de Aguas-, o denegarlos, lo que podría eventualmente revertirse.

“La DGA se ha formado la convicción de decretar reserva de caudales en esta zona de la cuenca del río Pascua, no solo desde la perspectiva de la preservación ecosistémica, sino también desde la perspectiva del desarrollo productivo regional, mediante el análisis de instrumentos como la Estrategia Regional de Desarrollo, el Plan Especial de Desarrollo de Zonas Extremas de la Región de Aysén, y otros”, señala el decreto.

2.750 MW
es la capacidad que pretendía instalar HidroAysén en su proyecto de embalse. La iniciativa hubiese aportado buena parte de la energía que hoy necesita el país.

Siete años
estuvo el proyecto hidroeléctrico en tramitación ambiental hasta que el Comité de Ministros del actual gobierno de Michelle Bachelet dio el golpe final y lo rechazó.

Comments are closed.