La dura pelea contra Didymo, la nociva alga que se expande por el sur

Es invasora y se requiere, por ejemplo, la desinfección de elementos de pesca y de deportes acuáticos para su control. Fuente: Las Últimas Noticias 13 enero 2015.


Parece papel kratf mojado y se le conoce como “moco de roca”, un apodo que a todas luces habla de lo poco agraciado que es el Didymo, una viscosa alga, altamente invasora que se está tomando los ríos de las regiones del sur.

Llegó, no se sabe bien cómo, desde el hemisferio norte y sus referencias dan cuenta de que cuando se instala es difícil de controlar. En Nueva Zelanda, por ejemplo, se le detectó en un río y en meses se había extendido a otros doce.

En Sernapesca están en plena campaña para mantenerla a raya, desde que se supo que apareció, por ahí por el 2010, en la zona de Futaleufú. Hoy está presente en varios ríos desde la Octava Región al sur, y en el verano prolifera.

“Es una plaga y es muy complicada de erradicar. La estrategia es que no se disperse. Estamos haciendo estudios para saber cuáles son las condiciones más propensas para su crecimiento, pero sabemos que prefiere ríos con más corriente y que están ubicados hacia la cordillera”, explica Alicia Gallardo, subdirectora de acuicultura de Sernapesca.

El Didymo no produce daño a las personas, pero sí al medioambiente y a su estética, porque es un alga fea. Afecta a otras algas y disminuye el oxígeno, el PH y los nutrientes del área.

Es el hombre el que ayuda a su propagación cuando realiza actividades deportivas o recreativas, como kayak. “Las medidas de prevención apuntan a que antes de dejar el río revise y remueva toda presencia de alga de su calzado, vestimenta, aparejos de pesca y vehículos, y desinfecte con lavalozas, por ejemplo. El Didymo se mantiene en materiales húmedos”, agrega.

Desde ahora, en las oficinas de Sernapesca regionales entregarán un kit de desinfección, que contiene un aspersor y un sachet de lavaloza.

En Futaleufú, Tomás Vivanco, encargado de turismo de la localidad donde los ríos son muy usados en esta época para la pesca deportiva y recreativa, comenta que son insistentes con los visitantes para que desinfecten los implementos que usan. “Ahora el tema está a raya y hay que comentar que no hay áreas vetadas por la presencia del Didymo, pero hay que ser riguroso con las medidas de prevención y control”.

“No es peligrosa para las personas, pero afecta al medioambiente”
Alicia Gallardo, subdirectora de acuicultura de Sernapesca

Comments are closed.