Plan de reducción de emisiones

Entrevista a Ministro Pablo Badenier: “Esta senda nos permitirá avanzar a un crecimiento sostenible”. Fuente: La Tercera 18 enero 2015.


Noticia relacionada: ¿Cuál debe ser la meta de reducción de emisiones de Chile?

¿Qué tan ambiciosa es la propuesta?

Está en línea de lo que ha venido trabajando el gobierno en sus últimas tres administraciones. Fue el primer gobierno de la presidenta Bachelet el que dio un mayor impulso al tema del cambio climático y cuya acción más concreta culminó en diciembre de 2009 con el anuncio del compromiso voluntario 20/20. Hoy tenemos varios estudios que muestran la factibilidad de los rangos de niveles que estamos proponiendo, entre ellos Maps, un ejercicio teórico nunca antes realizado en Chile. Adicionalmente, en estos primeros meses de gobierno hemos impulsado medidas como los impuestos verdes que tienen un impacto directo en mitigación.

¿Cómo deberíamos alcanzar ese nivel de reducción de emisiones?

El camino en la implementación de medidas será largo y requerirá un trabajo permanente como país. La buena noticia es que en los últimos años hemos tenido avances sustantivos en política pública como la reforma tributaria (impuestos verdes), leyes de energía renovable, la discusión de la ley de eficiencia energética o de desarrollo forestal. Son ejemplos tangibles de medidas con un impacto significativo en la reducción de emisiones.

¿Hay alguna posibilidad de que afecte al desarrollo?

Maps realizó un análisis del nivel de impactos económicos que no se había realizado antes respecto al costo de tomar acciones de mitigación. El estudio recalca que hay varias medidas específicas cuya implementación tiene costos negativos a partir de pocos meses o años. Estos resultados dan cuenta que a nivel global los escenarios que mitigan emisiones también aumentan el PIB y el empleo al año 2030. Asimismo, el estudio desarrollado en 2013 por el Boston Consulting Group para la Asociación Gremial de Generadoras Eléctricas, también dice que el costo de implementación de medidas de mitigación en Chile es menor en 2030 que en 2020, por ejemplo.

¿Hay alguna alternativa que ofrezca una reducción similar a la de Hidroaysén?

Este es un proyecto específico que el Comité de Ministros no aprobó, pero no significa que Chile no considere y valore sus recursos hidroeléctricos, al igual como lo hacen tecnologías renovables bajas en carbono. Los buenos proyectos hidroeléctricos, me refiero a los ambientalmente sustentables, son muy relevantes tanto para nuestra matriz energética como para las mitigaciones de GEI.

Analista senior Instituto Libertad y Desarrollo: “Puede ser muy oneroso como país en desarrollo

La analista de LyD sostiene que la propuesta de contribución es excesiva y se basa en un compromiso anterior (2009, 20% de rebaja a 2020), que no tenía mayor fundamento. “Hoy contamos con más información para tomar un compromiso fundado”, dice.

¿Por qué es “excesivo”?

Es súper relevante el costo que nos estamos autoimponiendo con estas metas tan ambiciosas, eso debiera, en este proceso de consulta pública, evaluarse muy bien, porque esto significa que sectores como el energético, la actividad industrial, los procesos agrícolas van a tener que hacer esfuerzos importantes en reducir emisiones, lo cual tiene un costo. Por lo tanto, Chile de alguna manera, puede estar comrpometiéndose a un costo muy alto y con un beneficio, que por nuestras emisiones, es muy bajo. Puede ser muy oneroso como país en desarrollo.

¿Es alcanzable alguna de estas metas?

Lo que yo creo es que esta meta es el escenario más extremo de medidas de mitigación que te puedes autoimponer. Viene de nuevo, cuán razonable es que nos pongamos en el escenario de mayor esfuerzo y costo para el país, porque esto significa que vas a tener distintas medidas de mitigación, en distintos sectores y asume como posible, por ejemplo, sacar adelante Hidroaysén, que contribuiría mucho a que nuestra generación eléctrica pasara a ser provista mayoritariamente por recursos hídricos. Pero cuál es la factibilidad de que eso ocurra. Aunque Hidroaysén se rediseñara al 2025 no va a estar listo, entonces cómo vamos a hacer para alcanzar esa meta. Hay que evaluarlo muy bien y uno esperaría que en este proceso se levanten voces que permitan cuantificar cuán costoso es para cada uno de los sectores involucrados.

¿Tienen alguna propuesta de porcentaje que consideren que es asumible?

No tenemos un número, pensamos que lo que hay que hacer es una propuesta realista y voluntaria.

Pero Chile está en la postura de que sea vinculante.

Hasta ahora ha sido bastante promotor de acuerdos vinculantes, como también lo ha sido de que los esfuerzos mayores tienen que ser de los desarrollados y del apoyo internacional. Creemos que tiene que seguir defendiendo los dos últimos y cambiar el primero, que estos compromisos sean medibles, monitoreados, cotejados con los compromisos, pero no obligatorios, porque no pueden ser a cualquier precio.

“El camino en la implementación de medidas será largo y requerirá un trabajo de país permanente”.

“Buenos proyectos hidroeléctricos son relevantes para la matriz energética y mitigar los GEI”.
Pablo Badenier Ministro de Medio Ambiente

“Chile puede comprometerse a un costo muy alto y con un beneficio que por nuestras emisiones, es muy bajo”.

“Compromisos deben ser monitoreados, pero no obligatorios, porque no pueden ser a cualquier precio”.
Susana Jiménez Analista de LyD

Comments are closed.