Siete interesados suma licitación de embalse Punilla: son US$387 millones de inversión

Esta concesión de construcción y explotación por cuarenta años, ha despertado interés de constructoras y eléctricas. Fuente: pulso 07 enero 2015.


Hoy las Bases de Licitación están en Contraloría y el llamado a licitación se realizaría el primer semestre de este año. Una represa de 136 metros de altura con una capacidad de almacenamiento de agua de 625 millones de metros cúbicos es la estructura principal de uno de los proyectos más esperados por la actual administración y por la industria: el embalse Punilla.

Esta concesión a cuarenta años es el puntapié inicial de una serie de pequeños y medianos embalses que el Ministerio de Obras Públicas (MOP) quiere impulsar. Pero esta obra, cuyas Bases de Licitación se encuentra hace poco más de una semana en Contraloría, no sólo busca almacenar agua sino que también producir electricidad. Su potencia estimada bordea los 100 MW, por lo cual podría despertar interés no sólo de constructoras y concesionarias de infraestructura, sino también de firmas eléctricas.

A pesar de que el llamado a licitación se haría durante el primer semestre de este año, ya son 25 las firmas que han comprado las bases. De ellas, hoy tres ya están precalificadas: Astaldi, Consorcio BBB (Belfi, Besalco y Brotec) e Ingeniero Civiles Asociados. Adicionalmente, el ministerio evalúa a Consorcio Citra- Ferrovial, Consorcio Infraestructura Punilla (que conforman ACS, firma española ligada al empresario Florentino Pérez, y Dragados, constructora relacionada con el mismo holding), Salini Impregilo y Sacyr Concesiones.

Este embalse multipropósito para riego y generación de energía hidroeléctrica se proyecta en el río Ñuble, comprendiendo la provincia del mismo nombre, extendiéndose a parte de las comunas de San Carlos, Chillán, Ñiquén, San Nicolás, Coihueco y San Fabián de Alico, en la Región del Bíobío. Según informa el MOP, esta obra genera beneficios directos para la economía, como mejores superficies cultivables, mejor seguridad de riego y control de crecidas, más de 60 mil hectáreas con riego efectivo, 6 comunas beneficiadas, entre otros. Además, significaría un mejor desarrollo agrícola y económico para toda la región.

“En la actualidad un porcentaje importante de la superficie regada considera el riego de trigo, praderas (mayoritariamente natural) y otros, que se riegan muy poco producto de la disponibilidad natural del río”, destacó el ministerio, el que puntualizó que “con la construcción del embalse se podrá disminuir las praderas y el trigo, dando paso a frutales y cultivos industriales, entre otros, que hoy no tienen la oferta necesaria para su pleno desarrollo. Además, el Embalse permitirá el riego de aproximadamente 10.000 hectáreas adicionales, de predios que hoy en día no cuentan con Derechos de Agua”.

No obstante ello, dentro de la industria se comenta que esta obra ha despertado gran interés dentro de las eléctricas. Hasta el momento, a pesar de que no han presentados documentos a la autoridad para precalificarse por la concesión del embalse, figuran nombres como Pacific Hydro Chile; Tractebel Engineering, ligada a GDF Suez; Abengoa, compañía de ingeniería y construcción ligada al negocio energético; y la estatal china Sinohydro Corporation de ingeniería y construcción de proyectos hidroeléctricos. Del mismo modo, dentro de la lista de constructoras que han mostrado interés por este proyecto, están firmas como Besalco, conocida por participar en concesiones, construir y luego vender la operación de las mismas.

¿Qué ha pasado?
Hasta ahora, siete son los interesados en la concesión del embalse Punilla en la Región del Biobío.

¿Por qué ha pasado?
Actualmente, están precalificados tres firmas: Astaldi, Consorcio BBB (Belfa, Besalco y Brotec) e Ingeniero Civiles Asociados. Y otros cuatro se encuentran en proceso de precalificación.

¿Qué consecuencias tiene?
Esta licitación, que sería lanzada durante este semestre, ha despertado además el interés de firmas eléctricas, puesto que el proyecto considera una central hidroeléctrica.

¿Qué eléctricas estarían interesadas?
Pacific Hydro Chile, Tractebel, Abengoa y la estatal china Sinohydro Corporation han comprado las bases.

La arista ambiental que enfrenta la iniciativa

Tras una reclamación interpuesta por el municipio de San Fabián de Alico, el proyecto se encuentra a la espera del fallo del Tercer Tribunal Ambiental de Valdivia. Actualmente, la autoridad se encuentra analizando los antecedentes solicitados a los ministerios de Vivienda, Obras Públicas y de Desarrollo Social, y a los directores de Sernageomín, Servicio Agrícola y Ganadero y al Indap.

Respecto del Sernageomín, el tribunal solicitó un informe sobre efectos geológicos a raíz del sismo del 27 de febrero de 2010 en el área de influencia del proyecto. Asimismo, al Indap le pidió información sobre el total de postulantes a programas y beneficiarios de dicho servicio de distintas localidades entre 2004 y 2014.

Al SAG, en tanto, le solicitó que informe sobre el total de solicitudes de cambio de uso de suelo con fines habitacionales o urbanos en San Fabián de Alico y Coihueco. Conocedores del proyecto explican que esta reclamación está pronto a ser fallada, por lo que no interrumpiría la licitación.

Según la autoridad, con la obra será posible el riego de 70.000 hectáreas con al menos un 85% de seguridad.

En este sector del río Ñuble se levantaría la presa de 136 metros de altura para el embalse.

Comments are closed.