Vecinos del Valle del Huasco Alto denuncian nuevos temores por contaminación de Río El Carmen por Pascua Lama

El recién pasado sábado 3 de Enero de 2015, los habitantes de las primeras localidades del Valle del Huasco comenzaron a alertar a sus vecinos aguas abajo, de un preocupante y extraño fenómeno con respecto al Río El Carmen, cuyos afluentes descienden directamente desde el área del proyecto Pascua Lama.Fuente: Asamblea Huasco Alto 08 enero 2015.


En el sector de Piedras Juntas desde las 3 de la tarde se vio que el río creció 10 veces su tamaño con un color gris en un comienzo, luego tornándose gredoso y muy café y con gran cantidad de espuma superficial, la comunidad teme que está agua venga con sedimentos, drenajes ácidos, sustancias químicas y parámetros elevados de metales pesados que son perjudiciales y atentan contra sus cultivos, animales y la salud humana.

No es la primera vez que los vecinos de este valle constatan extraños comportamientos en su río, el último evento llevo a la empresa tener que autodenunciarse para esconder los innumerables incumplimientos en los que había incurrido debido a la negligencia con la que ha actuado permanentemente en la alta cordillera. Según los habitantes del Valle del Huasco, es muy inusual el cambio que ha sucedido en el río, afirman que nunca había ocurrido un evento tan notorio y un cambio tan drástico.

La empresa emitió un comunicado público sin firma que señala: “lo que ha  ocurrido  es  una  crecida  en  el  sector  de  la  quebrada  “Las Ortigas”,  debido  a  las  condiciones  naturales  en  esta  época  del  año,  cuando  aumenta  el caudal de las aguas producto del deshielo estival”.

Esto no es nuevo para los vecinos, la empresa siempre ocupa estas explicaciones para dejar tranquila a la comunidad, sin transparencia y prohibiendo el acceso al lugar donde se producen los supuestos eventos “naturales” que comunican. En esta oportunidad incluso han impedido el ingreso a la zona a carabineros y al SAG.  Los pobladores señalan que Barrick es una empresa que ha mentido desde un comienzo, primero negando la existencia de glaciares, luego, aceptando su existencia pero destruyéndolos, culpando al calentamiento global. Además ha sido comprobado que Barrick ha sido capaz de mentir y omitir información incluso a los mismos organismos fiscalizadores del estado, sobre todo cuando se ha tratado de emergencias con respecto a calidad de aguas.

Un gran ejemplo y alarma es para los habitantes del valle hechos similares que han estado ocurriendo los últimos 4 veranos en el Río Estrecho.

Desde el 2011 las comunidades vienen denunciando excesos de sedimentos sin ocurrir invierno boliviano ni gran cantidad de precipitación nival en la cordillera. Tras estas denuncias, la empresa ha contestado lo mismo: “todo se debe a las condiciones naturales de esta época del año”. Sin embargo, tras el proceso de sanción que abrió la SMA tras la autodenuncia de la empresa en el verano de 2013, que los llevó a pagar una millonaria pero insuficiente multa, que fue reclamada en los tribunales ambientales, donde se aclaró que la empresa ocultó y negó información relevante. Se ha comprobado que las aguas de este río se contaminaron por acción de la minera.

Por todo esto, las comunidades no confían en las palabras de la minera ni en que este proyecto no afecte el medio ambiente. Es por ello que una vez ocurrido los hechos, el lunes a primera hora ingresaron denuncias en la Superintendencia de Medio Ambiente, la Dirección General de Aguas, el Servicio Agrícola y Ganadero y Seremi de Salud de Atacama, por posible incumplimiento del compromiso y condición de mantener la cantidad y calidad de las aguas, solicitando que de manera urgente se tomen muestras.

Todas las denuncias fueron recibidas y la comunidad se encuentra alarmada a la espera de respuestas y datos que no provengan de la empresa, esperan que se fiscalice en terreno, ya que no puede ser que carabineros, ni la municipalidad pueda explicar lo que  realmente sucede en la zona. La comunidad debe saber si se puede utilizar o no esta agua que es fundamental en las actividades cotidianas, agrícolas y ganaderas. Al día de hoy la cantidad de agua ha descendido bruscamente lo que demostraría con más claridad que este fue un un exceso de agua anormal en el territorio.

Cabe recordar que las comunidades desde el 2013 hasta ahora han ingresado con esta última 10 denuncias ante la Superintendencia de Medio Ambiente por distintos incumplimientos a la Resolución de Calificación Ambiental.

Las comunidades siguen reafirmando que la única solución es el cierre definitivo de este perjudicial proyecto, así como de cualquier otro en la naciente de cuencas. Plantean enfáticamente que “no se puede ubicar ningún tipo de actividad extractiva en nuestra reserva de agua dulce esencial para la subsistencia, se debe declarar el ecosistema glaciar del Valle del Huasco como zona protegida esencial para la Biodiversidad del planeta”.

Contacto: Jhon Meléndez: 85133281/ guascoaltocomunicaciones@gmail.com

Comments are closed.