Calentamiento global: luego de 40 años las emisiones de CO2 se estancaron

Según los datos entregados por la Agencia Internacional de Energía (AIE) las emisiones globales de dióxido de carbono del sector de la energía se estancaron en 2014, siendo la primera vez en 40 años en que las emisiones se frenaron. Fuente: El Dinamo 17 de marzo 2015.


Las emisiones mundiales de dióxido de carbono se situaron en 32,3 mil millones de toneladas en 2014, sin cambios respecto al año anterior. Los datos preliminares de la AIE indicaron que los esfuerzos por mitigar el cambio climático pueden estar teniendo un efecto más pronunciado sobre emisiones del que se había pensado.

“Esto me da aún más la esperanza de que la humanidad será capaz de trabajar en conjunto para combatir el cambio climático, la amenaza más importante al que nos enfrentamos hoy”, afirmó el economista jefe de AIR Fatih Birol.

Según el organismo, la detención del crecimiento de las emisiones se debe a cambios de los patrones de consumo de energía en China y los países de la OCDE. En China, el 2014 aumentó la generación de energía a partir de fuentes renovables, como la energía hidráulica, solar y eólica, lo que además se tradujo en un menor consumo de carbón.

Por su parte, en las economías de la OCDE, los recientes esfuerzos para promover un crecimiento más sostenible ­–incluyendo una mayor eficiencia energética y promover las Energías Renovables No Convencionales (ERNC)– están produciendo el efecto deseado de disociar el crecimiento económico de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Por ejemplo, en el caso específico de Chile, se espera que en 2020 el 20% de la energía que se genera en el país provenga de ERNC, lo que adelantaría en cinco años la meta del gobierno.

“Esto es una sorpresa muy bienvenida y un tema muy importante. Proporciona un impulso muy necesario a los negociadores que se preparan para forjar un acuerdo climático mundial en París en diciembre: por primera vez, las emisiones de gases de efecto invernadero son la disociación del crecimiento económico”, detalló Birol.

En los 40 años en los que la AIE ha estado recabando datos sobre las emisiones de dióxido de carbono, sólo ha habido tres momentos en los que las emisiones se han detenido o disminuido en relación al año anterior, y todos estaban asociados con la debilidad económica mundial: 1980, 1992 y 2009. En 2014, sin embargo, la economía mundial creció un 3%.

“Los últimos datos sobre las emisiones son alentadores, pero no es momento para la autocomplacencia. No es el momento de utilizar estas noticias positivas como excusa para paralizar nuevas medidas”, dijo la directora ejecutiva de la AIE María van der Hoeven.

Comments are closed.