DÍA MUNDIAL DEL AGUA: Por qué debemos ahorrar y reutilizarla

Cada mañana abrimos la llave para lavarnos, llenamos la cafetera con agua y limpiamos los vasos del desayuno antes de guardarlos. Las plantas necesitan su refrescante ración diaria; mientras que en la cacerola hierve el almuerzo. Bebemos uno, dos, tres, cuatro vasos de agua y no nos preocupamos por la cantidad; y si estamos en la calle, en las tiendas rara vez faltan las botellas y garrafas.


Pero, ¿se imagina que al abrir el grifo no saliera agua? ¿O que en los comercios no quedaran botellas? Sin este “oro líquido” transparente, no podríamos vivir, pero, ¿la cuidamos y valoramos?

Somos en un 60% agua, un 78% en el caso de los bebés. Podemos vivir semanas sin comida; pero moriríamos a los pocos días sin agua. Cada caloría que nos comemos ha sido regada con un litro de agua y para producir esa polera de algodón de talla mediana que vistes se usaron 4.100 litros.

El simple hábito de lavarse las manos es el mejor tratamiento para combatir enfermedades y eliminar gérmenes, dice la Organización Mundial de la Salud, pues en un gramo de desecho orgánico humano viven un billón de gérmenes.

Pero, ¿qué pasa con los que no tienen las mismas facilidades que nosotros?

Según la OMS, 2,5 mil millones de personas en todo el mundo carecen de instalaciones sanitarias adecuadas y 758 millones de personas en todo el mundo no tienen acceso a una fuente de agua potable. De hecho, en los países en desarrollo, las mujeres y niñas destinan el 25% de su tiempo diario en proveer de agua a sus familias.

El 90% del agua que se usa en los países en vías de desarrollo vuelve a los ríos sin ningún tratamiento, contaminando los recursos hídricos que después causan las enfermedades. Alrededor de 1.400 niños menores de cinco años mueren por falta de agua e higiene adecuadas.

El 38% del agua del planeta se consume en China, India y Estados Unidos. El cuarto puesto lo ocupa Brasil. Para el año 2050, la OCDE calcula que habrá 2.300 millones de ciudadanos más, incrementándose la demanda de agua en un 55% por las necesidades industriales, energéticas y domésticas.

Si llegaste leyendo hasta aquí, las cifras te han impactado y el tema te preocupa. Entonces, ¿comprende la necesidad de ahorrar agua en casa?

Podemos usarla de manera más eficiente y reutilizar. Actividades como lavarnos los dientes, poner la lavadora o limpiar el auto pueden suponer la pérdida o el ahorro de miles de litros, además de su consiguiente gasto monetario.

DÍA MUNDIAL DEL AGUA

Cada 22 de marzo desde el año 1993, la Organización de las Naciones Unidas celebra el Día del Agua. Una fecha para destacar su importancia, pero también para debatir cómo gestionar y distribuir los recursos hídricos, indispensables para la vida de todo ser humano.

Para este 2015, la institución eligió como tema “Agua y desarrollo sostenible”, dado el rol que cumple en la reducción de la pobreza, el crecimiento económico, la sostenibilidad ambiental, la seguridad alimentaria y energética y la salud humana. La “crisis del agua” que vivimos, dice la ONU, es un “problema de actitud” que se soluciona tomando conciencia a nivel mundial.

El 70% de la superficie de la Tierra está cubierta por agua. El 97% de ella es agua salada; y del agua dulce disponible, el 90% se encuentra en la Antártida. Sin embargo, según el Instituto Geológico y Minero de Estados Unidos, solo el 0,007% del agua dulce del planeta es accesible para los humanos.

En la imagen, hay tres esferas azules. La mayor (1.386.000.000 km3) es toda el agua que existe en la Tierra. La segunda (10.633.450 km3) representa el agua dulce, pero el 99% es subterránea y no accesible para los hombres. Y la última (93.113 km3), diminuta bajo la segunda, es el agua de ríos y lagos, de donde procede la mayor parte del consumo humano.

Quizás con estas cifras y esta imagen sea más fácil comprender la urgencia por cuidar y conservar el agua disponible; así como la importancia de distribuir equitativamente la fuente de la vida.

Fuente: http://www.radiopolar.com/noticia_101823.html

Comments are closed.