El 53% de los recursos mineros no explotados en Chile está en áreas cercanas a glaciares

En la industria temen que el desarrollo de la actividad pueda verse obstaculizado con futura ley del tema. Fuente: Aminera.cl 07 marzo 2015.


Por razones geológicas, el potencial minero se localiza en una franja común con estas masas de hielo. Una ley muy restrictiva podría afectar la producción, advierten desde el Consejo Minero.

Con alerta recibió el sector minero varios de los puntos de la futura ley de glaciares que se hicieron públicos el martes. El 53% de los recursos mineros no explotados en el país -ubicados entre las regiones de Coquimbo y O’Higgins- tiene relación con estas masas de hielo, según datos del Consejo Minero.

En los puntos de acuerdo que incluirá el proyecto se reconoce a los glaciares como un bien nacional de uso público y se prohíbe constituir derechos de agua sobre ellos. Además, prohíbe totalmente el desarrollo de cualquier obra con fines comerciales en glaciares ubicados en parques o reservas nacionales, crea categorías especiales sobre estas masas, y permite revisar, aunque no revocar, permisos ambientales ya otorgados.

La minería advierte que una ley de glaciares que no equilibre de forma adecuada su protección con el desarrollo económico del país podría afectarlos negativamente. Joaquín Villarino, presidente ejecutivo del Consejo Minero, señala que si bien por ahora solo se conocen ciertos puntos que serán presentados en el proyecto, una futura ley de glaciares podría perjudicar la producción minera. “Si consideramos que, por condiciones geológicas de Chile, el potencial minero y los glaciares se localizan en una franja común, evidentemente una ley muy restrictiva podría afectar la producción futura.
Esperamos que el principio que guíe la protección de glaciares sea el análisis técnico caso a caso”, comentó.

La industria minera representa el 13% del Producto Interno Bruto (PIB) de Chile y es la actividad que más recursos le reporta al fisco, con el 14% del total. Además, representa el 62% de las exportaciones chilenas, el 50% de la inversión extranjera, y el 11% del empleo directo e indirecto. Por eso, condiciones muy restrictivas a la actividad podrían tener efectos importantes en la economía.

Matías Desmadryl, abogado de Carcelén, Desmadryl, Guzmán y Tapia, asegura que hoy sí existe una legislación que protege los glaciares, aunque reconoce que esta tiene espacios para mejorar. Incluso así, advierte que una nueva regulación no puede afectar permisos o Resoluciones de Calificación Ambiental (RCA) vigentes. Asegura que la actual ley contempla revisiones a proyectos, pero bajo supuestos específicos, como que las variables evaluadas en los permisos se hayan modificado sustantivamente.

Enrique Oyarzún, socio de Moraga y Cía., dice que una ley de glaciares debería entregar reglas y criterios cuya aplicación permita reducir la variabilidad de los glaciares en las cuencas de este origen y, por otro lado, establecer condiciones que obliguen previamente a elaborar y desarrollar proyectos de acumulación de agua para cualquier proyecto de inversión que se implemente cerca de un glaciar.
Equilibrio

En el sector minero piden equilibrar de forma adecuada el desarrollo económico con la protección de los glaciares. 80 millones de toneladas de cobre en riesgo

Una ley restrictiva en torno a los glaciares podría significar que una serie de yacimientos chilenos vean complicada su gestión. En el supuesto que Andina, de Codelco, y Los Bronces, de Anglo American, dejaran de explotarse por afectar directamente ciertos glaciares, la producción de cobre futura se vería profundamente afectada, advierte el académico de la UC Gustavo Lagos.

Considerando solo esos dos yacimientos, lo que está en juego son 100 años de explotación de Andina, con tres veces la producción actual -tomando en cuenta la expansión que hoy tramita su permiso ambiental-, y otros 50 años en Los Bronces. Esto equivale a 80 millones de toneladas de cobre, dice Lagos.

A los precios actuales de US$ 2,65 la libra de cobre, esto equivaldría a unos US$ 500 mil millones, es decir, dos veces el Producto Interno Bruto (PIB) de Chile.

Lagos comenta, además, que no solo estos dos proyectos, ubicados en la Región Metropolitana y la V Región de Valparaíso, respectivamente, podrían ver afectada su producción.

Pascua Lama, de Barrick Gold, también podrían ver revisada su RCA. El año pasado, un grupo de habitantes del Valle del Huasco interpuso una demanda por daño ambiental por el presunto efecto de la construcción del proyecto en los glaciares El Toro I y II, y Esperanza. Los titulares del proyecto presentaron el 3 de diciembre pasado sus alegatos y defendieron la ausencia completa de cualquier impacto.

Por otro lado, la expansión de Minera Los Pelambres, de Antofagasta Minerals -ligada al grupo Luksic-, también podría verse afectada. En la empresa señalaron que la expansión del yacimiento afectaría a glaciares de roca, pero no los blancos. Aún no han definido el tamaño de la expansión ni han ingresado los permisos a evaluación ambiental.

Comments are closed.