Estudio de cuencas: Evalúan incluir a ríos Baker y Pascua

Para la primera semana de abril está comprometida la entrega del estudio nacional de cuencas, trabajo que elabora el Ministerio de Energía, que armó un equipo que encabeza la jefa de la división de Desarrollo Sustentable de dicha cartera, Nicola Borregaard. Fuente: Pulso 24 de marzo 2015.


El documento considera estudiar, de manera detallada, las características de las seis cuencas con mayor potencial hidroeléctrico del país. Según la Agenda Energética, consistirá en un mapeo y análisis de cuencas, basado en criterios técnicos hidrológicos y geológicos, ambientales, económicos y socioculturales.

[Comisión de recursos hídricos aprueba terminar con perpetuidad de derechos de agua]

En la cuenta pública del Ministerio de Energía, evento realizado el viernes de la semana pasada en la ciudad de Valdivia, el ministro Máximo Pacheco dio algunos detalles de este trabajo. “El año pasado se inició el estudio para la planificación territorial energética en el desarrollo hidroeléctrico y tendremos sus resultados en unos pocos días. Es un estudio de gran calidad, que buscó ser inclusivo y participativo. Se invirtieron cerca de $160 millones que permitieron involucrar a más de treinta servicios públicos. Realizamos 15 talleres en 8 ciudades del centro-sur de Chile, donde asistieron más de 400 personas con diferentes intereses y posiciones respecto a los recursos hídricos”, dijo la autoridad.

“Con este estudio queremos precisar el potencial hidroeléctrico del país y también las restricciones y las condicionantes que vamos a tener que enfrentar y resguardar, relacionadas con los elementos que la sociedad valora en términos ambientales, sociales, culturales y productivos”, agregó.

¿Estará Aysén?

Una de las principales dudas que se develarán una vez que el informe se haga público es si el Gobierno incorporó o no en este estudio a la Región de Aysén, la de más elevado potencial hidroeléctrico que, según la Agenda Energética tiene una capacidad cercana a los 6.000 MW.

“En un escenario conservador, el potencial hidroeléctrico entre las cuencas del Aconcagua y Puelo superaría los 10.000 MW de capacidad. De acuerdo al informe de la Comisión Asesora del Desarrollo Eléctrico (CADE), existirían otros 6.000 MW adicionales en la región de Aysén”, se detalló en el documento presentado en mayo del año pasado.

Pero la inclusión de Aysén no está clara, y según fuentes del Ministerio de Energía corre por otro carril. Esto porque se está trabajando en mesas de trabajo locales cuyas conclusiones serán “ley” para el Ejecutivo.

Allí se está abordando la explotación de los recursos hidroeléctricos de la Patagonia, que Endesa y Colbún pretendían desarrollar mediante el hoy fallido proyecto HidroAysén, y la forma en hacerlo de manera tal que sea compatible con otras actividades como el turismo y la agroindustria.

“La Región de Aysén cuenta con los ríos más caudalosos y regulares de Chile y necesita energía para crecer en sus actividades económicas, como el turismo, la ganadería y la pesca. Todas las fuentes de generación permiten operar con distintas escalas. Lo que nos importa es que las comunidades tienen que participar en la definición de su destino energético e involucrarse en los procesos de diseño de políticas energéticas consistentes, beneficiosas y sustentables”, añadió Pacheco en la reciente Cuenta Pública ministerial.

La autoridad también dijo que el Gobierno de la Presidenta Bachelet espera que la hidroelectricidad recupere el protagonismo que perdió en la última década, porque es una tecnología sustentable y económica.

Comments are closed.