Pesca: fijan veda de sardina y anchoveta por mal resultado en medición de recursos

La Subpesca aplicó la medida en la Región de Biobío. En promedio se determinó una disminución relativa de 33% en el volumen de ambas especies. Fuente: El Diario Financiero 11 marzo 2015.


Contra todos los pronósticos de la industria, que al cierre de 2014 apostaba por una corrección al alza de las cuotas de pesca para este año, la reducción en los volúmenes de biomasa que arrojó el último monitoreo científico, llevó a la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca) a decretar la veda, durante 15 días, para la sardina y anchoveta en la Región del Biobío.

La reciente campaña del barco científico Abate Molina del Instituto de Fomento Pesquero (IFOP), que evaluó y caracterizó el stock de ambas especies entre las regiones de Valparaíso y Los Lagos, determinó una disminución relativa de 33% en los recursos de ambas especies, respecto al mismo periodo de 2014.

La talla modal de la anchoveta se ubicó en 16,5 cm, con un 24% de los recursos correspondientes a juveniles, mientras que para la sardina común el calibre fue de 4 cm, y un 86% de juveniles. La biomasa total de ambas especies fue estimada en 120 mil y 1,9 millón de toneladas, respectivamente.

“No será un buen año, eso está claro, no obstante esperemos que el alza en los precios internacionales de la harina pueda mitigar en parte esta compleja situación”, dijo el titular de Subpesca, Raúl Súnico.

Respecto a la veda, la autoridad explicó que era su responsabilidad paralizar las faenas en esa zona ante la contundencia de los datos entregados por el IFOP.

En la industria estiman que lo más probable es que los volúmenes de extracción autorizados a fines del año pasado para estos recursos pelágicos se mantengan y no suban como esperaban (ver recuadro). Esta decisión sería confirmada durante la primera quincena de abril por parte del Comité Científico.

El año pasado la extracción conjunta de sardina y anchoveta alcanzó a 1,3 millón de toneladas, con lo que se cumplieron las cuotas asignadas, mientras que para este ejercicio el máximo autorizado para estas pesquerías fue de un millón de toneladas.

Merma biológica

Se explicó que entre las causas que explicarían la reducción de la talla promedio y con ello de la biomasa de sardina, estarían los efectos de la variabilidad ambiental en la disponibilidad espacial del recurso y la reducción de los reclutamientos.

A ello se sumó una menor sobrevivencia de la fracción adulta respecto al año 2014, lo que se explica en términos proporcionales frente a la mayor presencia de especies juveniles de mayor calibre.

Por su parte, las estimaciones de biomasa de anchoveta para el presente año son consistentes con los bajos reclutamientos registrados desde 2010, comentaron conocedores del resultado de las mediciones.

En la Asociación de Industriales Pesqueros (Asipes), explican que “el océano está bastante alterado, pues el régimen de lluvias está detenido desde diciembre y, al menos en Biobío no ha llovido nada. Creemos que todo cambiará para mejor cuando empiecen los temporales”, comentó el presidente del gremio que agrupa a los industriales de la zona centro-sur, Luis Felipe Moncada.

Menor volumen para 2015

En la Asociación de Industriales Pesqueros (Asipes) no miran con optimismo este año. “Existe la posibilidad de que el volumen total a capturas de este año sea menor al de 2014, todo en aras a la conservación”, dijo el presidente del gremio, Luis Felipe Moncada.

Reconoció que para la industria el alto volumen de peces juveniles de tamaño menor fue inesperado, porque el año pasado se observó una recuperación y, de hecho, para este mes esperaban un aumento en la cuota de extracción de sardina y anchoveta. Además, dijo que la situación del jurel es similar.

El dirigente detalló que con las cuotas fijadas para este año el volumen de pesca sería un 40% inferior en la zona centro-sur.

En el gremio explican que la disponibilidad de recursos de Perú no ha dado muestras de recuperación, y si en Chile se confirma esta baja en volúmenes, significaría que los precios de la harina de pescado se mantendrían altos, sobre los US$ 2 mil por tonelada, lo que compensaría en parte la menor actividad extractiva.

“No será un buen año (…) esperemos que el alza en los precios de la harina puedan mitigar esta compleja situación”, dijo el titular de Subpesca.

La presencia de altos índices de ejemplares juveniles, de talla menor, en ambas especies afectó el recuento de biomasa.

Comments are closed.