US$ 620 millones en pérdidas y 50 mil puestos de trabajo corren peligro por sequía

La sequía ha golpeado duramente a las provincias del Aconcagua. Fuente: Mercurio Valparaíso 02 marzo 2015.


El presidente de la Junta de Vigilancia de la primera sección del río Aconcagua, Javier Crasemann, aseguró que las pérdidas en plantaciones y cosechas son inmensas, detallando que solo “en la Quinta Región se han perdido a la fecha más de 7.000 hectáreas de frutales. Estos son más de US$ 150 millones en ingresos que se han dejado de percibir, más US$470 millones, aproximadamente, en plantaciones perdidas”. En cuanto las plantaciones que están en una situación más crítica, precisó que “hoy se encuentran en serias dificultades los cultivos de uva de mesa”.

Respecto de los puestos de trabajo que están en peligro en caso de no construirse el embalse, indicó que “solo en la primera sección trabajan en el agro cerca de 45.000 personas. A esto se suma la minería. O sea, en las provincias de Los Andes y San Felipe están en riesgo más de 50.000 puestos de trabajo”.

CONFLICTO

El embalse Puntilla del Viento proyecta una capacidad de 123 millones de metros cúbicos y el costo de sus obras ascendería a US$ 242 millones, con 450 hectáreas de superficie inundada y una vida útil de 50 años. Pese a ser la solución más factible, ha contado con una férrea oposición de las comunidades involucradas en las comunas de Los Andes y San Esteban.

Según un documento del Instituto Nacional de Derechos Humanos, “en el expediente de evaluación se recibieron 192 cartas de personas naturales y ~liza-dones con personalidad jurídica, con un total de aproxirnadamente 1.240 observaciones, en su mayoría oponiéndose a la ejecución del proyecto (…). La inundación de siete localidades y las condiviones de su relocalización son los principales conflictos, dado que los afectados se oponen al proyecto, aigumentando su derecho a la propiedad privada, la existencia de población indígena no considerada en la evaluación y las buenas condiciones de vida de la población (…). Otros puntos conflictivos son la pérdida de sitios de gran valor arqueológico (Camino del Inca), alteración del medio ambiente, entre otros”.

Una vez que se aprobó la RCA, en 2011, “la comunidad organizada apoyada por los alcaldes de San Esteban y Los Andes, han desplegado acciones de presión para dejar sin efecto la resolución, entre ellas: un recurso de protección en la Corte de Apelaciones de Valparaíso y un recurso de reclamación ante el Servido de Evaluación Ambientar.

-“En la Quinta Región se han perdido a la fecha más de 7.000 hectáreas de frutales” Javier Crasemann Pdte. Junta de Vigilancia de la la Sección del Río Aconcagua

Comments are closed.