Cámara aprueba sistema de gestión de residuos y responsabilidad extendida del productor

La Cámara de Diputados aprobó el proyecto que establece un marco para la gestión de residuos y responsabilidad extendida del productor. Fuente: Sustentare 02 abril 2015.


El texto será analizado ahora por el Senado, en segundo trámite constitucional.

La iniciativa considera incentivos, mecanismos y multas en el caso del incumplimiento de las metas de recolección de residuos que también se fijan en la iniciativa.

En la nota publicada en el portal de la Cámara Baja se señala que entre los principios que inspiran esta norma, está la premisa de que “el que contamina paga”, es decir, el productor de un residuo es responsable de hacerse cargo del mismo, así como de internalizar los costos y las externalidades negativas asociados a su manejo y disposición.

Asimismo, se establecen los principios de gradualismo, inclusión, jerarquía en el manejo de los residuos, libre competencia, participativo, precautorio, preventivo, responsabilidad de la cuna a la tumba, transparencia y publicidad y trazabilidad.

El texto crea dos instrumentos de gestión de residuos que podrán ser desarrollados por el Ministerio del Medio Ambiente: la certificación, rotulación y etiquetado de productos, y los sistemas de depósito y reembolso. Además, explicita las obligaciones de generadores, gestores, importadores y exportadores de residuos.

Luego, se establece un marco general para la gestión de residuos en el país, sin que esta iniciativa legal altere la legislación sanitaria ni municipal existente en materia de residuos, sino que la reconoce y construye sobre ella.

Responsabilidad Extendida del Productor

El texto indica que la responsabilidad extendida del productor (REP) corresponde a un régimen especial de gestión de residuos, conforme al cual los productores de productos prioritarios son responsables de la organización y financiamiento de la gestión de esos residuos que comercialicen en el país.

Los productos prioritarios definidos en la iniciativa son: aceites lubricantes; aparatos eléctricos y electrónicos; diarios, periódicos y revistas; envases y embalajes; medicamentos; neumáticos; pilas y baterías; plaguicidas y vehículos. De todas formas, se establece un mecanismo para agregar más productos a esta categoría.

Comments are closed.