Colbún pide reformular el comité de ministros y que no sea político

Su presidente, Bernardo Larraín, planteó otros cambios, como compensaciones a las comunidades para el desarrollo de proyectos.


”Es importante reformular la instancia del comité de ministros, de manera que sus decisiones se tomen con una visión de largo plazo fundada en el marco regulatorio y no, como muchas veces ha ocurrido, en consideraciones políticas de corto plazo”. Las palabras son del presidente de la eléctrica Colbún, Bernardo Larraín Matte, y están plasmadas en su carta a los accionistas en la Memoria 2014 de la empresa. El directivo destacó que la agenda del Gobierno en la materia ha tenido logros concretos.

Recordó que recientemente se aprobó el proyecto de ley que introdujo cambios al marco regulatorio de las licitaciones de suministro eléctrico de empresas distribuidoras, destacando la mayor seguridad jurídica que otorga al sector al hacerse cargo de los suministros sin contratos, así como también la incorporación de mecanismos para compartir riesgos de ejecución de proyectos, lo que introduce mayores incentivos para que empresas generadores sustenten sus ofertas en nuevos proyectos de generación.

“Sin embargo, este cambio será letra muerta si el país no enfrenta con decisión el desafío de re-legitimar su institucionalidad ambiental. Para ello se hace prioritario avanzar en temas largamente debatidos. En primer lugar es necesario incorporar una instancia de participación ciudadana temprana reglada e institucional”, dice Larraín Matte, tras lo cual hace referencias a los cambios que, a su juicio, se deben hacer al comité de ministros.

Añadió que es importante “transitar desde una marco institucional donde se superponen normas ambientales y sectoriales, con una multiplicidad de mitigaciones y compensaciones definidas individualmente para cada proyecto, hacia uno que establezca normas generales cuando sea posible, o bien mitigaciones y compensaciones comunes según tipo de proyecto y emplazamiento”.

Desde el punto de vista de la necesaria legitimidad social de los proyectos, recordó que también se ha discutido por largo tiempo la importancia de establecer mecanismos de descentralización tributaria, de forma tal que parte de los beneficios que los proyectos generan, queden en las comunas donde se instalan.

“Esperamos que el proyecto de ley de asociatividad que propondrá el Gobierno, avance en este sentido y contemple la creación de una institucionalidad que canalice el diálogo empresa – comunidad para identificar y gestionar los proyectos sociales a los cuales se destinen los recursos recaudados, y no sea un simple impuesto sectorial adicional, como a veces se plantea”, sostuvo.

Agregó que para el 2015 se anticipa la discusión de varias otras iniciativas regulatorias relevantes para el desarrollo energético, como son la reforma al código de aguas y una nueva regulación de transmisión. “De la calidad de estas nuevas regulaciones y de las señales que a través de ella entregue la autoridad, dependerá en gran medida el desarrollo del mercado”, dijo.

“Que sus decisiones se tomen con una visión de largo plazo y no, como muchas veces ha ocurrido, en consideraciones políticas”. BERNARDO LARRAÍN MATTE Presidente de Colbún

Comments are closed.