Gestión de residuos avanza en el Congreso y empresas alistan su implementación

Con la aprobación del Proyecto de Ley para la Gestión de Residuos y Responsabilidad Extendida del Productor en la Cámara de Diputados, se otorgan nuevas labores a la cadena de valor de las compañías que, preparándose a su llegada, empiezan a trazar las estrategias para hacerse cargo de sus productos a lo largo de todo su ciclo. Fuente: El Pulso 29 de abril 2015.


Hacerse cargo de los productos desde el principio de la fabricación, hasta la gestión de sus residuos y aumentar las tasas de reciclaje en Chile que están por debajo del promedio de la región y de la OCDE, son parte de los pilares sobre los que se sustenta el el proyecto de Ley de Fomento al Reciclaje y Responsabilidad Extendida del Productor (REP).

Hoy, la normativa vigente pone énfasis en resolver la disposición final de los residuos. Sin embargo, cuando se revisan las cifras que establecen la cantidad de desperdicios al vertedero, no parece ser suficiente. Sobre todo, cuando estos generan un claro efecto “Nimby” (not in my back yard), produciendo tanto problemas de salud, como sociales.

Gestión integral Uno de los puntos en que la ley enfatiza es en la responsabilidad del productor como gestor de residuos. El objetivo es llegar a una gestión integral que incorpore todas las etapas del producto, teniendo como fin último una menor generación de residuos, que se empezó a implementar a mediados de los 90 en países como Canadá y Australia. Pero esta responsabilidad extendida se aplica en nueve categorías de productos determinados por ley: aceites lubricantes, neumáticos, aparatos eléctricos y electrónicos, medicamentos, diarios y revistas, pilas y baterías, plaguicidas caducados, envases y embalajes, y vehículos.

“En la práctica, la futura normativa permitirá reorientar la producción de bienes de consumo y el comportamiento de los consumidores hacia el cuidado del medioambiente. Esta ley incentivará a reducir la cantidad de residuos que generamos y a reciclarlos, independientemente del valor comercial que el mercado les asigne a dichos elementos”, dice Rodrigo Leiva, gerente general de KDM Industrial.

Agrega que también incentivará el desarrollo de la industria del reciclaje, ya que surgirán instalaciones industriales para separar, acondicionar y comercializar residuos que hasta ahora se disponen en rellenos sanitarios. Respecto a la responsabilidad del productor, Unilever a nivel global tiene mucho que decir. Desde la instauración de su Plan de Vida Sustentable empezaron a optimizar los procesos productivos para conseguir que sus plantas fueran zero waste to landfill (sin basura en el vertedero).

En nuestro país partieron con la planta de alimentos Panamericana, pero hoy todas cuentan con la misma denominación. La OCDE recomienda fomentar la valorización de productos. De ahí que proponga como principio que el que contamina paga. Además de instrumentos económicos que permiten incorporar todas las externalidades asociadas al producto, instrumentos que son usados por más de 45 países y que contempla, por ejemplo, contaminación de suelo, agua, olores y vectores.

El organismo internacional establece cuáles son las dimensiones que abarca la responsabilidad del productor: física, manejo de los productos al final de su vida útil; financiera, pagar todo o parte del costo del manejo del residuo que contempla recolección, separación y tratamiento; informativa, debe dar a conocer sobre el producto y sus efectos durante las distintas fases de su ciclo de vida; ante el daño, responsabilidad específica ante un daño probado al ambiente o a la salud causado por el producto, y sobre el producto, conserva la propiedad del producto a lo largo de su ciclo de vida completo.

Entel es una de las empresas que ya partió con algunas iniciativas para promover el reciclaje de material electrónico. Cuentan con un proyecto de reciclaje de terminales en desuso que contempla: celulares, baterías, cargadores y audífonos. Como una forma de incentivar las políticas pro gestión de residuos es que en 2011 se creó el Comité Pro Reciclaje del Empresariado que reúne a diez gremios y 193 empresas que fabrican o comercializan productos cuyos residuos son reciclables.

También están los Acuerdos de Producción Limpia (APL), en que sectores como el agropecuario, la industria manufacturera y minera, entre otras, se han comprometido a mejorar las condiciones productivas y ambientales, eficiencia energética e hídrica, reducción de emisiones, valorización de residuos a través de un conjunto de medidas que contribuirían a disminuir aproximada de 18,4 millones de toneladas al 2020. En la Asociación Nacional de la Industria del Reciclaje (ANIR) son enfáticos en señalar que el rol de los municipios debiera ser explícito.

Sostienen que para impulsar el éxito de esta normativa debiera fomentarse la recuperación de residuos prioritarios a través de la separación de origen”, señala Roberto Izquierdo, presidente de la asociación gremial. El representante gremial tiene una visión crítica acerca de la incorporación de los sistemas de gestión: “La industria del reciclaje en Chile hay muchos millones de dólares invertidos. Esta ley que incorpora sistemas integrados de gestión que sólo generarán una mayor burocracia.

Esto se hace en España y allá funcionan como entidades sin fines de lucro que captan y distribuyen los productos, lo que se presta para generar corrupción y nosotros no queremos bajo ningún motivo que eso ocurra aquí. Esto debiera manejarse, desde nuestra perspectiva, bajo la libre oferta y demanda. Es un grave error ‘meter mano’ en ese aspecto. Es innecesario crear este nuevo organismo que lo único que va a hacer es encarecer y entorpecer el sistema”.
Recuadro :
¿Qué ha pasado?
Se aprobó en la Cámara de Diputados el proyecto de Ley de Gestión de Residuos y Responsabilidad Extendida del Productor.

¿Por qué ha pasado?
Chile es uno de los países con menor tasa de reciclaje y mayor generación de residuos en la región.

¿Qué consecuencias tiene?
Incorporar las externalidades de productos, permitiría, la disminución de la generación de residuos.

¿Cómo me puede afectar?
Con una menor generación de residuos y mayor conciencia en la reutilización de recursos que pueden ser muy útiles en varias industrias , permitiendo que estos no terminen en vertederos, que nadie quiere tener cerca.

REP permitirá reorientar la producción de bienes de consumo y el comportamiento de los consumidores.

La OCDE propone como uno de los principios que “el que contamina paga”.

Es un cambio de paradigma, con su implementación el productor se haría cargo hasta el fin del ciclo del producto.

ALGUNOS DATOS

6,5 mills de toneladas se generan en Chile como concepto de residuos domicialiarios. Los de carácter industrial llegan a 10,4 millones de toneladas.

47.000 ton. de neumáticos fuera de uso (NFU) se generan anualmente en nuestro país. Desde 2009 se recuperan cerca de 10.000 toneladas de NFU equivalente al 21%.

Los envases de cartón y papel generan 474,650 toneladas de residuos al año y tienen una tasa de valorización de 50%.

Comments are closed.