Las distintas opiniones que genera el parque eólico Altos de Hualpén

Aprobado ambientalmente en 2007, la renovación del contrato entre Enhol y la administración del parque Pedro del Río Zañartu ha generado división entre políticos, expertos y ecologistas. Fuente: El Diario Concepción 12 abril 2015.-


Un proyecto que permitirá diversificar la matriz de la Región o una instalación cuyo aporte energético no será significativo. Una fuente de ingresos constante para mantención con la que el Parque Pedro del Río Zañartu nunca ha contado o el sacrificio de un patrimonio natural “a cambio de migajas”.

Una iniciativa alineada en torno a lo estipulado en el testamento que legó una fracción del parque para uso público de la ciudad o una violación a la voluntad de Pedro del Río Zañartu y una figura ilegal por el arriendo del terreno por 30 años. Son algunos conceptos que han asomado en el debate en torno a la materialización del proyecto Altos de Hualpén, aprobado ambientalmente en 2007.

Con la renovación del contrato, y el visto bueno de la Junta Administrativa compuesta por la gobernadora regional Andrea Muñoz, el director del Servicio de Salud de Concepción, Marcelo Yévenes, y el alcalde penquista Álvaro Ortiz -el único opositor al proyecto con voz y voto dentro del tridente-, el grupo español Enhol se propuso un plazo de 14 meses para analizar todas las variables que todavía falta considerar. Así lo expresó la gerente general de Enhol Chile, Ana Lía Rojas, quien afirmó que la intención de la empresa durante este período es “actualizar nuestros estudios de impacto y atender todas las inquietudes que puedan surgir desde distintos entes de la comunidad y los grupos ambientalistas, que son totalmente válidas”. Sin embargo, la imagen de aerogeneradores instalados en los altos de Rocoto, en el Santuario de la Naturaleza de Hualpén, ha desatado diversas reacciones.

Impacto ambiental Una de las aristas que más ha generado ruido, son las consecuencias que podría tener la instalación de los aerogeneradores en un lugar considerado Santuario de la Naturaleza. Luciano Pérez, director regional de Codeff, expresó su preocupación por el emplazamiento en una zona “donde hay demasiados nidos de aves, tanto en los acantilados y bosques, como en la desembocadura”, lo que ha llevado a que el organismo internacional BirdLife catalogue el lugar como IBA (Importan Bird Areas).

A juicio de Pérez, la instalación del parque eólico causaría un grave efecto en la ruta migratoria de las aves del sector. Además, consideró que el daño al entorno “será brutal, porque son miles de metros cúbicos de suelo que deben ser removidos, ya que muchos tendidos son soterrados. Además, una gran cantidad de hormigón será instalado en las bases de cada una las torres.

Estamos hablando de tremendas moles que tienen un diámetro cercano a los 20 metros de ancho por cuatro de alto. Los caminos tendrán que ser ensanchados para poder llegar con estas grandes estructuras, por lo que todos los árboles nativos que están en el acceso al parque tendrán que ser talados”. Sobre estos cuestionamientos, el administrador del parque, Martín Domínguez, aseguró que se trata de la opinión de “gente que habla desde la ignorancia”.

El administrador manifestó que “los trabajos no se harán por el interior del parque, por lo que no contemplan la tala de bosque nativo. El acceso a las obras será por un camino vecinal, que es el que lleva a Chome”. Sobre las consecuencias que podría generar en las rutas migratorias de las aves, Domínguez afirmó que “arriba lo único que hay son jotes y aves rastreras, que vuelan a baja altura. La migración está en las aguas bajas”. Además, recordó que “en el santuario está Lenga, el frigorífico y el muelle de Abastible, y nunca se ha hecho nada por las consecuencias que tienen esas construcciones”. Aporte energético El parque eólico produciría 20 megawatts de energía, que serían conducidos al SIC mediante la subestación de Hualpén.

Esta cifra ha generado diversos cuestionamientos, porque se trataría de una cantidad muy poco significativa para la demanda regional. Para la seremi de Energía, Carola Venegas, “los beneficios no tienen que ver con satisfacer toda la demanda del Gran Concepción, sino que va en la línea de lo que nuestro país requiere, en términos de diversificar nuestra matriz y agregar nuevos y diversos competidores”.

La seremi aclaró que sólo el 1% de la energía regional proviene de la energía eólica, por lo que “cualquier proyecto que nos permita fortalecer o aumentar ese porcentaje, es bien visto”. En la misma línea, Claudio Roa, ingeniero civil eléctrico de la Universidad de Concepción, cree que “más que diversificar las fuentes de energía, lo que debemos comenzar a acuñar como concepto es disminuir nuestras fuentes energéticas del exterior.

En este momento, si uno analiza la matriz energética, desde hace unos años está tomando fuerza la ‘energía autóctona’: sol, viento, biomasa e hidroelectricidad”. El experto complementó que “los parques eólicos que se están construyendo en Chile como éste u otros todavía son pequeños, por lo que su aporte energético no es muy grande. Pero como Región deberíamos potenciar toda la energía autóctona que tenemos”. El costo del proyecto es de 26 millones de dólares y desde la firma española aseguran que ya han gastado US$1 millón sólo en estudios y proyecciones preliminares.

De las ventas netas por concepto de energía, un 3% estaría destinado como ingreso fijo para la administración del parque para su funcionamiento y desde el primer hito que marca el inicio de la etapa de construcción, el arriendo mensual será de 2.500 dólares en esa primera etapa. Autoridades divididas Desde que se anunció la revisión y posterior renovación del contrato, las reacciones desde el mundo político no se han hecho esperar. Pese al respaldo que recibió desde un comienzo por parte de la gobernadora regional, Andrea Muñoz, y el visto bueno desde la seremi de Energía, hay voces que no están de acuerdo con la propuesta.

El alcalde de Concepción y único voto disidente en la Junta Administrativa, Álvaro Ortiz, manifestó estar contrario al proyecto “en primer lugar, porque no respeta la voluntad del testador de este terreno que dispuso que se destinara al cultivo de especies vegetales y a la preservación botánica del parque, un espacio único para los habitantes de esta zona”.

Además, “porque entregar terrenos para un parque eólico vulnera lo establecido, en cuanto a que un arriendo no puede exceder del plazo de ocho años y en este caso se plantea por 30 años, prorrogables al menos una vez”. Una postura que también comparte el consejero regional, Luis Santibañez, quien aclaró que el parque eólico tuvo un categórico rechazo en la Comisión de Medio Ambiente del Consejo Regional por “no ser viable en un emplazamiento de reserva natural como el parque Santuario de la Naturaleza”. Según lo informado por Enhol, quedan 14 meses para dilucidar la forma en la que se concretará el parque.

“Es un negocio para la empresa, no para el parque. No entiendo con qué criterio pretenden sacrificar un patrimonio natural a cambio de migajas ”.
Luciano Pérez, director regional Codeff.

“El proyecto no respeta la voluntad del testador y vulnera lo establecido en relación con el plazo de arriendo de ocho años”.
Álvaro Ortiz, alcalde de Concepción.

14 meses de espera
Desde Enhol Chile aseguran que se darán este tiempo para actualizar sus estudios de impacto y escuchar las inquietudes de la comunidad.

20 MEGA WATTS será lo que aportará el parque eólico al SIC. Una cifra menor, pero que ayudará a diversificar la matriz, según la seremi de Energía.

3% DE LA VENTA NETA DE ENERGÍA que produzca el proyecto eólico será para la administración del parque (se estima que sean mínimo 7 millones de pesos al mes).

“Los beneficios del proyecto no tienen que ver con satisfacer la demanda, sino con lo que el país requiere, en términos de diversificar nuestra matriz”. Carola
Venegas, seremi de Energía del Bío Bío

“La intención de la empresa en estos meses es actualizar nuestros estudios de impacto y atender las inquietudes que puedan surgir desde la comunidad”.
Ana Lía Rojas, gerente general de Enhol Chile.

Martín Domínguez, administrador del parque Pedro del Río Zañartu: “Los críticos del proyecto son todos unos ignorantes”
Bastante molesto se mostró el administrador del Parque Pedro del Río Zañartu, Martín Domínguez, con la ola de críticas desde distintos sectores que ha recibido la instalación del parque eólico en el terreno que él conduce. “Todas estas autoridades que hablan en contra del proyecto eólico, ¿qué han hecho por el parque?”, se pregunta Domínguez mientras muestra el sector donde estarán ubicados los aerogeneradores.

El administrador relató que necesita 14 millones mensuales para mantener el parque y el museo, los que son recaudados sólo con el dinero que percibe por el cobro de ingreso vehicular, por lo que se encuentra en una situación inestable en los meses de otoño e invierno, donde las visitas bajan. Según Domínguez, “el parque no recibe un peso ni del Gobierno, ni del municipio, ni de la gobernación ni de nadie”, y con el 3% de las ganancias por concepto de venta de energía neta que percibirá del proyecto “eventualmente la entrada al parque podría pasar a ser liberada. Con el porcentaje de venta de la energía, recibiremos al menos 7 millones al mes”.

Consultado sobre los cuestionamientos a la interpretación del testamento de Pedro del Río Zañartu, afirmó que quienes lo han cuestionado “son unos ignorantes que no saben leer. Son 100 hectáreas de uso público que incluyen la desembocadura, y el testamento yo lo he seguido al pie de la letra”. Además, relató que su vínculo con el proyecto es desde el 2003, donde generó lazos con los administradores de la firma española que andaban en busca de un lugar para desarrollar un parque eólico.

Para dar a conocer y acercar esta iniciativa a la comunidad, se proyectó la construcción de un Centro de Interpretación de Energías Renovables, como actuación asociada a la construcción del parque y que permitiría atraer no solo a la población estudiantil, sino a todas aquellas personas interesadas en el fenómeno de interés creciente respecto de las energías renovables no convencionales. Sobre el plazo de 14 meses que se dio Enhol para cerrar la operación, Domínguez detalló que “se va a hacer un update del proyecto, pero está medioambientalmente aprobado y el contrato firmado. Es un negocio entre dos privados”.

Comments are closed.