Ríos de La Araucanía han bajado en 40% sus caudales

Mediciones de la DGA en 6 ríos de Cautin y Malleco han puesto en evidencia el drama del déficit hídrico. Alcaldes y vecinos de sectores ribereños muestran su preocupación. Fuente: Diario Araucanía 01 abril 2015.


Para quienes han tenido la oportunidad de utilizar en los últimos meses el nuevo puente de Lautaro, el escaso cauce del Cautín ha causado impacto. Lejos está de la imagen del río que en mitad de invierno arrastraba troncos y ramas, o de jóvenes remontando la corriente en cámaras de neumáticos. Hoy, la situación es simplemente dramática, con casi el 90% del fondo a la vista y con el agua circunscrita a un pequeño brazo de no más de 15 metros de ancho en algunos puntos.

Esta situación se repite en el Toltén, en el Cholchol y en cada río de la Región, donde la falta de precipitaciones en los últimos 3 meses ha hecho que en promedio, el caudal haya bajado en un 40%, según las estadísticas que maneja la Dirección General de Aguas (DGA).

“Tenemos instaladas cerca de 40 estaciones pluviométricas que miden el caudal de los ríos y que nos señalan que en promedio el nivel de los cauces ha bajado cerca de un 40%, lo que sin duda es mucho”, indicó Vivianne Fernández Mora, directora de la DGA (Dirección General de Aguas), quien agregó que esta preocupante baja se produce principalmente por efecto de la falta de precipitaciones, a lo que se suma una serie de factores particulares, que van desde el origen del caudal (pluvial, nival), hasta los mayores niveles de evaporación producto de las altas temperaturas.

Las estaciones de monitoreo fueron ubicadas en los ríos Toltén, Imperial, Cautín y Cholchol, en la Provincia de Cautín, y en los ríos Bío Bío y Lumaco, en la Provincia de Malleco. La baja señalada apunta a los registros de caudales medios medidos en los meses de enero, febrero y marzo del año 2015, respecto del valor medio mensual histórico. La medición abarca hasta el 20 de marzo.

“Desde la DGA tenernos instalada una red hidrométrica donde generamos datos y variables y entregarnos dicha información a las instituciones que tornan decisiones”, agregó Vivianne Fernández. “Estamos realizando estudios hidrogeológicos importantes en La Araucanía, hay uno de 900 millones de pesos que terminaremos alrededor de julio de este año que nos permitirán conocer y caracterizar los acuíferos de la Región, ello porque ante la disminución de los cauces superficiales en la mayoría de los ríos hay que echar mano de esta fuente de agua subterránea”.

CATASTRÓFICO

El alcalde de Cholchol, Luis Huirilef, no dudó en calificar la situación generada por el déficit hídrico en su comuna, de
“catastrófica”.

“El río Cholchol más parece un estero, está casi cortado en algunas partes”, aclara de partida el alcalde, quien agrega que “ésta es una cuestión muy compleja, al punto que la semana pasada los alcaldes mapuches sostuvimos en una reunión con el equipo del ministro del Interior para pedir que se decrete la zona de catástrofe para la zona o alguna otra medida similar. Hoy la gente que trabaja en las hortalizas dejó de hacerlo y allí estaba el sustento de su familia, es decir, asegurar la alimentación en invierno y los estudios de los hijos. Y lo mismo ocurre con la chacarería, donde casi 50 comunidades están conectadas directamente con el río”.

Respecto del ganado, se está en plena entrega de forraje. “La situación es crítica, muchos pozos están secos, ya no hay tranques, ya no hay vertientes”, agrega Luis Huirilef. “La mejor forma de ejemplificar el problema es por el número de aljibes. Cuando volví el 2012 al municipio, teníamos 4 camiones repartiendo agua; el 2013 subimos a 12, el año pasado se agregaron otros 2 vehículos y este año ya tenemos 17 camiones llevando agua a los campos, y ni con esa flota darnos abasto, porque Aguas Araucanía no es suficiente para abastecer nuestros camiones”.

La primera autoridad comunal señaló que son 400 mil litros diarios los que se deben repartir entre las comunidades, debiendo incluso sumar agua de tres proyectos APR (Agua Potable Rural).

POZOS

Otro fenómeno que está asociado con el déficit hídrico y las altas temperaturas es el hecho de que muchos pozos están quedando prácticamente sin agua. Lautaro, Freire, Galvarino, Padre Las Casas, Pitrufquén, son algunas de las comunas que han sufrido de este fenómeno.

Rodrigo Holzaphel, encargado de Emergencias de Nueva Toltén, apunta que “si bien los niveles del río Toltén han bajado bastante, para la comuna el principal problema del déficit hídrico está dado por que las napas han bajado mucho y eso significa que la gente haya tenido que seguir profundizando en busca de agua, por lo que algunos vecinos han debido buscar nuevas fuentes de abastecímiento o asistencia a través del área de emergencia”.

Según lo señalado por el encargado de emergencias, en Nueva Toltén se extrema el reparto de agua por aljibes y se reciben numerosas solicitudes para ayudar a profundizar pozos.

INSÓLITO

Para los vecinos más antiguos que han pasado su vida junto a los cursos ribereños, el marcado déficit de los caudales no ha dejado de sorprender.

José Navarrete lleva 87 años viviendo junto al río Cautín, muy cerca del puente viejo de Lautaro. En estas casi 9 décadas-asegura- nunca el río había estado tan seco.

“Nunca vi tan seco el río, prácticamente se puede cruzar a pie de una orilla a otra”, reflexiona el vecino lautarino, quien agrega que “la falta de lluvia, la falta de nieve en la cordillera, hacen que el caudal esté así de bajo. Yo no recuerdo otro año donde el Cautín haya bajado tan escaso de agua por debajo del puente, si es un hilito de agua”.

Juan Rodríguez tiene 69 años, todos vividos en la comuna de Lautaro. Todavía mantiene vivos los recuerdos de cuando los jóvenes -allá por las décadas de los 70 y 80- se lanzaban desde las barandas del puente viejo a las profundas aguas del río Cautín. Incluso, yendo más atrás en los recuerdos, los lautarinos conservan en la memoria el antiguo balneario ribereño “El Chino”. Hoy, la realidad es diametralmente distinta, con el fondo del río expuesto y apenas un brazo de agua conteniendo el cauce en la orilla del sector Guacolda.

“La verdad es que no recuerdo el río así de pequeño, si lo único que queda de su caudal es un brazo que pasa por debajo del puente”, asegura Rodríguez. “La sequía ha sido grande, no ha llovido, y a eso se suma que en estas fechas se saca más agua del río para los canales de riego, en las zonas río arriba”.

Este lautarino no recuerda haber visto el Cautín tan bajo. “imagínese que por primera vez desde el puente uno ve todo el fondo. Gran parte está seco, están las piedras secas, y por donde pasa el agua tampoco es profundo. Antes este era un río ancho caudaloso, en cambio ahora hasta un niño chico puede cruzarlo”.

“El Cautín venía con poca agua desde hace tiempo, pero ahora está casi seco”, asegura el vecino de Curacautín José Millapán. “En mi comuna todavía los ríos traen algo de agua, pero el río Cautín se ha vuelto un tema preocupante, al menos en su paso por Lautaro”.

Otra vecina lautarina, María Álvarez, resume la preocupación de la comunidad local ante el bajo nivel del río. “La sequía ha sido muy fuerte en esta zona y la falta de lluvias ha hecho que el caudal esté así de bajito. Hoy el río es un chorrito de agua comparado con lo que era”.

-“El río Cholchol más parece un estero, está casi cortado en algunas partes. La gente que trabaja en las hortalizas dejó de hacerlo y allí estaba el sustento familiar, asegurar la alimentación y los estudios de los hijos”.
Luis Huirilef, alcalde de Cholchol

-56,1 por ciento es el déficit del caudal del río Cautín en su paso por la localidad de Cajón, según los estudios de la DGA al 20 de marzo, en relación a años anteriores a igual fecha.

-Tres meses prácticamente sin lluvia había hasta ayer martes. en un verano seco que según los expertos da claras señales de la presencia del cambio climático en La Araucanía.

-Seis ríos fueron monitoreados por la DGA, apuntando al volumen del cauce, determinándose una baja considerable en relación a veranos anteriores.

-Déficit de agua es problema mundial

El planeta tendrá un déficit de agua del 40% en 2030 si no se cambia el rumbo actual de consumo, según señala un informe publicado por la Unesco, que pide que una mejor gestión de este recurso forme parte de los objetivos del planeta de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). El estudio, elaborado por 31 organismos de la ONU bajo auspicio de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), establece que en los últimos años ha habido avances en el acceso al agua y saneamiento en el mundo, pero persiste la tensión y será más evidente por el incremento demográfico.

Comments are closed.