Sernageomin fija cauces de riesgo en caso de erupción de Volcán Villarrica

Según el último reporte del Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin), el Volcán Villarrica se mantiene en alerta naranja, con una actividad inestable, emanaciones de cenizas y algunas explosiones, por lo que se resolvió ampliar a 10 km el área de restricción al cráter. Fuente: La Tercera 02 abril 2015.


Frente a este escenario, Sernageomin identificó nueve cauces con riesgo de inundación, en caso de que el macizo haga erupción. Esto, producto de los lahares o aluviones volcánicos generados por la fusión repentina del hielo de la cumbre (una mezcla de agua y sedimentos), que puede generar crecidas en los ríos e inundaciones en las zonas cercanas a los lechos.

Así, se estableció que los ríos Voipir, Turbio y Pedregoso, además de los esteros Chaillupén, Correntoso, Chehuilco, Huichatío, Molco y Zanjón Seco, son susceptibles de recibir estos lahares que, según estima Sernageomín, tras una erupción pueden llegar a movilizarse a una velocidad de 100 km por hora.

El vulcanólogo del Sernageomin Gabriel Orozco explicó que los cauces que nacen en el volcán son los más riesgosos frente a este escenario.

“Estos cauces exceden por mucho el radio de 5 km o de 10 km (establecido como zona de riesgo) y cualquier radio que se pueda poner. Los lahares, por pequeños que sean, pueden exceder esas zonas, pero siempre acotado hacia los sectores cercanos a los lechos de los ríos, que son las zonas inundables”, agregó Gabriel Orozco.

Por su parte, el sismólogo de la Oficina Nacional de Emergencias (Onemi) Juan Cayupi aseguró que “la tendencia de la actividad sísmica es al alza y el Sernageomin no descarta algún otro curso eruptivo en similares características a lo ocurrido el pasado 3 de marzo, con probabilidad de emisiones de lava en esta oportunidad”.

La información que hasta ahora se maneja en el Sernageomín, producto del monitoreo tanto visual como sísmico, es que el macizo “puede seguir haciendo las erupciones que ha hecho hasta el momento, que son un poco más explosivas y dejan un material fundido, que se ve muy bien en la noche, en torno al borde del cráter”, añadió Orozco.

Volcán Copahue

Hace varios meses que el volcán Copahue, en la Región del Biobío, se mantiene con alerta amarilla, producto de explosiones débiles, lo que ha permitido disponer de acciones de protección civil y monitoreo.

Al respecto, Orozco aseguró que “en este momento está con cierta inestabilidad, pero normal dentro de lo que ha estado presentando durante los últimos meses”.

A diferencia del volcán Villarrica, lo que está provocando sismicidad no es la presencia de magma, sino que el sistema de agua subterránea, que estaría sobrepresionado y sobrecalentado.

“La actividad que se produce en este momento en el Copahue está relacionada con los sistemas hidrotermales, con explosiones de agua caliente y gases”, explicó el vulcanólogo de Sernageomin.

Comments are closed.