Pascua-Lama: SMA pide peritaje para reevaluar daños “irrecuperables”

Se revisará el impacto de un alud que afectó en 2013 a vegas andinas, tema clave para rehacer la sanción contra la minera. Fuente: El Diario 13 mayo 2015.


Nuevos peritajes requirió la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) contra el proyecto minero Pascua-Lama, de Barrick Gold, en el marco del proceso que busca reformular la multa cursada en 2013, que alcanzó US$ 16,4 millones.

La Superintendencia solicitó al Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) de Atacama que haga una informe para constatar los daños que se causó en las vegas andinas y que fueron acreditados en el proceso sancionatorio de mayo de 2013, cuando se detectaron una serie de incumplimientos a la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) de la iniciativa minera binacional.

En concreto, se ofició al SAG realizar un nuevo levantamiento de los efectos que provocó un alud en enero de 2013 y que afectó a 22 especies de estepas y laderas rocosas y seis especies de vegas y bofedales.

Además, se le pide al organismo sectorial establecer el grado de perturbación de las especies afectadas y la especificación de los tipos e importancia de las vegas.

También deberá describir la vulnerabilidad y el valor social de las vegas altoandinas afectadas y el grado de recuperabilidad del daño.

El oficio de la SMA especifica que el SAG deberá “recabar antecedentes que den cuenta de aquellos factores o componentes que logren caracterizar de mejor forma la significancia del menoscabo, pérdida y/o detrimento inferido en las vegas, alcanzadas por el movimiento de tierra ocasionado por las aguas que cayeron desde la obra de salida del canal perimetral norte inferior, de forma de acreditar o descartar el daño ambiental de carácter irreparable”, cita el documento.

Tema estratégico

Este tema es relevante para la nueva sanción que elabora la SMA, porque en la primera multa la autoridad determinó que el daño ambiental producido sobre las vegas andinas, es producto de no haber construido algunas obras que fueron evaluados en el marco de la obtención de la RCA.

En ese primer proceso, la SMA calificó este daño como “gravísimo toda vez se ha constatado daño ambiental no susceptible de reparación sobre las vegas andinas”.

Sin embargo, en la industria han explicado que tras la sanción, la empresa comenzó un proceso de recuperación de vegas, el que habría tenido avances en estos años. De hecho, se mira con atención si la SMA volverá a catalogar como irreparables aspectos que, transcurridos ya dos años, se ha demostrado que pueden ser recuperados.

Según ha señalado el superintendente del Medio Ambiente, Cristián Franz, en este nuevo proceso contra Pascua-Lama, todas las posibilidades sancionatorias están abiertas, lo que significa que las multas aplicadas pueden variar sustancialmente a la original e incluso se pueden tomar otras medidas que contempla la ley, como es en el escenario más grave, la revocación del permiso ambiental del proyecto.

US$ 16 millones fue la primera multa, que hoy está en reformulación.

Comments are closed.