Superintendencia del Medio Ambiente inició proceso contra Canteras Lonco

Seremi del Medio Ambiente, Richard Vargas, anunció que estudian la forma para que la empresa se someta al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental, esto, ante reclamos de vecinos por tronaduras, tránsito de camiones y acopio de relaves. Fuente: Diario Concepción 24 mayo 2015.


La Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) inició en marzo un proceso de fiscalización de la empresa Canteras Lonco, esto, tras haber recibido denuncias por su operación por parte de vecinos del sector.

El organismo fiscalizador informó a Diario Concepción que está dentro de sus facultades el requerir que una empresa ingrese al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (Seia), sobre lo cual ya existen precedentes en la Región del Bío Bío, cuando se le exigió a la empresa Áridos Madesal hacerlo por su operación en el fundo Landa, camino a Penco.

Precisamente, ese es el camino que se está buscando por parte de las autoridades, esto, luego que vecinos de Lonco realizaran una fuerte campaña contra Canteras Lonco, debido al temor por los eventuales riesgos de aluviones por los relaves que se acumulan en la zona alta del sector residencial. Además, acusan ruidos molestos por tronaduras y contaminación atmosférica por el continuo paso de camiones de gran tonelaje, que cruzan, literalmente, la zona urbana.

En la fotografía aérea, se aprecia la magnitud de las obras de la empresa y se destaca el trazado que siguen los camiones. Cabe recordar que esta empresa fue clausurada por la municipalidad de Chiguayante el lunes 18 de mayo, por el no pago sistemático por concepto de extracción de áridos.

Fiscalización de SMA

Fue el 23 de marzo de 2015 y debido a una primera denuncia recibida por la SMA, que esta institución encomienda acciones de fiscalización a la Seremi de Salud del Bío Bío.

El pasado 20 de mayo profesionales de la SMA concurrieron a las instalaciones de Canteras Lonco, junto a profesionales del Servicio Nacional de Geología y Minería. Esta segunda fiscalización se realizó para complementar los antecedentes generados por la primera realizada en marzo.

Cabe mencionar que para realizar esta segunda fiscalización la SMA debió solicitar al alcalde de Chiguayante, Antonio Rivas, el levantamiento temporal de la clausura de la cantera decretada por ese municipio, y citar al representante legal de la empresa para acompañar la actividad.

La SMA explicó a Diario Concepción que aún no han iniciado un proceso sancionatorio.

“El proceso está en fase de fiscalización para obtener todos los antecedentes necesarios para las labores de la SMA”, se informó desde el organismo
contralor.

La solución

Felipe López, del comité Lonco Alto, se mostró preocupado tras la clausura, ya que ésta fue por un tema de permisos, pero no soluciona el tema de fondo.

“Sólo significa que no habrá más ruido, pero los cerros siguen ahí, al igual que el daño ecológico y el riesgo de inundación”, expresó al conocer de la clausura.

La solución de fondo es la que explicó el seremi del Medio Ambiente, Richard Vargas.

“Estamos analizando en conjunto con otros servicios públicos, la forma de someter a la empresa al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental”.

Lo fundamental que necesitan tanto vecinos como la autoridad, planteó Vargas, es que una actividad económica de esta magnitud, sea debidamente evaluada en el sistema, de manera que allí puedan corregirse y dilucidarse todos los aspectos que generan temores e incomodidades

“Así, el proyecto podría ser mejorado en su operación, y si no logra pasar esto, significa que no es compatible con las actividades urbanas”.

Consultado sobre cómo explica que se haya llegado hasta este punto, donde una actividad productiva de gran envergadura y ubicada en altura, colinda con una trama urbana densamente poblada, cuyos habitantes temen por la acumulación de relaves y lo que pudiera pasar con éstos en periodos de lluvia intensa.

Vargas explicó que esta empresa funciona desde inicios del siglo pasado y funcionaba bajo un marco estatutario regido por el Código de Minería, por lo tanto, no era susceptible de ser analizada.

“Esa actividad se viene realizando desde inicios del siglo pasado, y no es menos cierto que el crecimiento de la ciudad logró llegar hasta ese sector… entonces hay que cuidar las compatibilidades del territorio”.

Consultado el alcalde de Chiguayante, Antonio Rivas, sobre por qué no se había fiscalizado antes, éste explicó que llegó al cargo en 2012, por lo que no se hace responsable de lo que se hizo antes.

“Respecto a Canteras Lonco, para nosotros nunca estuvo visibilizado, siendo un deber porque forma parte de la comuna. Actuamos, a lo mejor, con la indebida confianza que lo hicieron todos los órganos de Estado.

Pero somos la primera entidad fiscal que se encarga de fiscalizar y tomar decisiones en esta materia”. Cabe acotar que Diario Concepción solicitó insistentemente a la empresa que entregara su versión de los hechos, pero hasta ahora ha guardado completo hermetismo.

FRASE

“Se debe someter al sistema, y si no pasa, es porque no es compatible con actividades urbanas”. Richard Vargas, seremi del Medio Ambiente

“Actuamos con la indebida confianza que lo hicieron todos los órganos del Estado”. Antonio Rivas, alcalde de
Chiguayante.

“La clausura sólo significa que no habrá más ruido, pero los cerros siguen ahí”. Felipe López, comité Lonco Alto.

$4 MIL 600 MILLONES es el estimado del SII sobre el capital propio tributario de la empresa, según la Municipalidad de Concepción.

60 TRABAJADORES se encontraban en la cantera al momento de ser clausurada. No hay claridad sobre cuál será la suerte de éstos.

Comments are closed.