Crearán los dos primeros parques nacionales de Santiago a partir de 2016

Plan buscará proteger estas zonas, que sirven de reserva para la flora y la fauna nativa, y en donde hay más de 90 glaciares precordilleranos. Fuente: El Mercurio 22 de junio 2015.


Pocos capitalinos saben que, a no más de 70 km de la Plaza de Armas, Santiago guarda una reserva ambiental única en el país, conformada por 90 glaciares y diversos humedales de montaña. El sector de 69.516 hectáreas se denomina Río Olivares y es refugio y zona de reproducción de flora y fauna nativa, conocido por arrieros, algunos deportistas que se aventuran por sus rincones y, tal vez, por los pasajeros de los aviones que surcan esta zona desde las alturas.

En el entorno reina un silencio solo roto por aves nativas. Sus cielos limpios, aguas prístinas y rincones preservados contrastan con el ajetreo, congestión y esmog que se desata río abajo.

El Gobierno busca transformar este reservorio en el Parque Nacional Glaciares Olivares durante la actual administración y potenciarlo como un sitio de expedición turística y ecológica. No será el único: durante el primer semestre de 2016, la Región Metropolitana declarará su primer Parque Nacional en el cercano sector de Río Clarillo. Ambos forman parte del plan ideado por la Intendencia Metropolitana para que la región deje de ser la única sin un recinto de este tipo en el país.

“Es increíble que Santiago, donde vive 45% de la población, tenga menos del 1% de su superficie protegida. Prontamente, vamos a firmar un convenio que salda una deuda de protección”, señala el intendente regional Claudio Orrego.

El primero en ser declarado será la actual Reserva Río Clarillo. Esta zona, administrada por Conaf desde 1982, se extiende por 10.185 hectáreas y se localiza a solo 45 kilómetros cerro arriba de Pirque. El sector se caracteriza por resguardar algunas aves, tales como el comesebo y el ralladito. También en el área proliferan especies de árboles y flora nativa, como el litre, el peumo y el quillay. Por los senderos de Quebrada Jorquera, Aliwuen Mahuida y el Arboretum transitan 85 mil visitantes al año, la mayoría para practicar trekking . “Nuestra idea es que con la declaración podamos llegar al doble de visitantes”, explica Claudio Orrego.

En este futuro parque nacional, la Intendencia Metropolitana planea comprar 5.400 hectáreas para ampliar el área de protección. Ese terreno actualmente está en manos de un fundo de Pirque.

Además de estos dos parques, el plan del gobierno metropolitano es declarar como reserva natural el humedal de Batuco, un espacio que no por no tener protección hoy es susceptible de contaminación y muerte de aves, que llegan al sitio para reproducirse o abastecerse en sus procesos migratorios.

PROTECCIÓN

La Región Metropolitana también declarará como reserva natural el humedal de Batuco.

Comments are closed.