Critican restricción a autos sin sello verde y gobierno admite que debe impulsar cambios

Análisis del Instituto Libertad indica que las medidas que rigen en alertas tienen “nulo efecto”. Fuente: La Tercera 07 de junio 2015-


Ministerio de Medio Ambiente responde que en el futuro se endurecerán disposiciones. El problema de la contaminación en la Región Metropolitana tienen las alertas ambientales decretadas por el Gobierno, según se señala en un informe del Instituto Libertad. Según el análisis, la principal fuente de material particulado fino (MP 2,5) corresponde al parque vehicular, con un 34% de las emisiones.

Sin embargo, el documento sostiene que durante las alertas ambientales -decretadas por la Intendencia para reducir los índices de polución-, se ordena restricción a automóviles sin sello verde, los que sólo alcanzan los 71 mil vehículos, de un parque total que asciende a 1,4 millones de unidades en Santiago. Esto implica, de acuerdo al estudio, que la medida posee un mínimo impacto en disminuir los niveles de esmog.

El informe agrega que las decisiones adoptadas durante las preemergencias sí irían en la línea correcta, porque se ordena paralizar a vehículos con convertidor catalítico (dos dígitos en preemergencia y cuatro números en emergencia).

Además, el documento añade que la leña tiene una contribución menor entre las fuentes emisoras (1% del total de partículas), por lo que los esfuerzos deben apuntar al tráfico automotriz. Sebastián Tolvett, jefe de Calidad de Aire del Ministerio de Medio Ambiente, admitió que el efecto restricción a autos no catalíticos es “limitado”, pues la cantidad de unidades que dejan de circular es baja.

“Todo indica que la medida se debe reevaluar en el futuro”, añadió. Destacó que decretar alertas sucesivas esta semana, permitieron que la preemergencia se produjera recién el viernes y agregó que en 2014 ya se habían constatado tres eventos de este tipo a la misma fecha. Expertos Ernesto Gramsch, autor del inventario de emisiones del 2014 e investigador de la U. de Santiago, coincidió con que la restricción a móviles no catalíticos tiene escaso impacto, pues se trata de un número reducido.

“Durante una alerta debiera sumarse, al menos, un dígito de autos con convertidor”, comentó. A la vez, sostuvo que evitar el uso de calefactores es clave para la cuenca de Santiago, porque la leña “es la segunda gran fuente de emisiones a través de 120 mil equipos. Debe restringirse o prohibirse, pues su uso que es creciente”. En tanto, el experto en Transportes de la U. Tecnológica Metropolitana, Alvaro Miranda, justifica que se destinen vías exclusivas al Transantiago durante las preemergencias: “aunque mejora la velocidad de los buses en la ciudad, es un alivio para la situación de contaminación que se vive en la capital”.

Comments are closed.