Ejecutivos petroleros: tarifa a carbono y generación a gas contribuyen a reducir emisiones

Ejecutivos de seis petroleras internacionales llamaron a los gobiernos y a las Naciones Unidas a trabajar en pos del establecimiento de una tarifa internacional de carbono y la promoción de la generación eléctrica a gas natural. Fuente: La Segunda 01 de junio 2015.


“Nuestra industria enfrenta un desafío: necesitamos cubrir una mayor demanda de energía con menos CO2”, señala una carta dirigida a la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (UNFCCC) suscrita por los presidentes ejecutivos de BG Group, BP, ENI, Royal Dutch Shell, Statoil y Total. “Estamos listos para enfrentar ese desafío y hacer nuestra parte”.

Otra carta de los ejecutivos a los medios señala que “el establecimiento de una tarifa universal para el carbono en todos los países” estimulará la inversión en energía renovable y eficiencia energética en todos los sectores comerciales mientras continúa aumentando la urbanización y la población mundial.

El gas natural también será crucial para controlar las emisiones y mantener cubierta la demanda de energía, señala la carta.

Las centrales a gas, según los ejecutivos, producen casi La mitad de las emisiones de las carboeléctricas, lo que constituye una opción flexible y económicamente atractiva para generación de carga básica mientras continúan mejorando las tecnologías de almacenamiento de energía y la generación renovable.

La misiva a Naciones Unidas se refiere al establecimiento de un precio para el carbono como un medio eficaz para “desincentivar las alternativas con altas emisiones y reducir la incertidumbre a fin de estimular las inversiones en las tecnologías adecuadas de control de carbono, con los recursos adecuados y al ritmo adecuado”.

BP ha liderado una ofensiva de la industria para coordinar una tarifa industrial de carbono, y en su informe de sostenibilidad 2014 puso de relieve la necesidad de un precio “que trate por igual todas las fuentes de carbono, sea una chimenea industrial o un escape de automóvil” con el propósito de hacer más atractiva la inversión en energías renovables y eficiencia energética.

En 2014, Chile se convirtió en el primer país sudamericano en implementar un impuesto a las emisiones de carbono. Más al norte, México anunció planes de crear un mercado de certificados de energía limpia que las generadoras podrán comprar y vender a partir de 2018 a fin de cumplir con los requisitos de capacidad limpia que entrarán en vigor ese año.

Comments are closed.