Fundiciones reducirán en 2% el total de emisiones de material particulado

Uno de los aspectos ambientales asociados al proceso de fundición corresponde a la emisión de material particulado y humos. Fuente: El Mercurio 25 junio 2015.


Noticia relacionada: Intendencia mantiene la alerta ambiental para este jueves en la Región Metropolitana

El Consejo Nacional de Producción Limpia (CPL), comité CORFO, a través de los Acuerdos de Producción Limpia (APL), colabora con las empresas para que estas puedan invertir o reorientar la jerarquía de gestión de los contaminantes, considerando las oportunidades de prevención de la contaminación antes que recurrir a medidas de control de emisiones.

A través de estos acuerdos se fomenta la aplicación de una estrategia de carácter preventivo, denominada Producción Limpia, que las empresas pueden aplicar a sus procesos productivos con el objetivo de minimizar los residuos y emisiones en el origen, reduciendo los riesgos para la salud humana y el ambiente y elevando simultáneamente la productividad y competitividad de la empresa.

Jorge Morales, jefe gestión APL del CPL, señala que el principio básico de la Producción Limpia es aumentar la eficiencia global del proceso, previniendo las pérdidas de materiales y energéticas.

“En el caso de los ambientes laborales, los niveles de contaminación y los elementos mínimos que todo trabajador debe poseer están definidos en el DS. 504/1999, del Ministerio de Salud, que “aprueba reglamento sobre condiciones sanitarias y ambientales básicas en los lugares de trabajo”, el que debe ser cumplido obligatoriamente por todas las empresas que funcionan en el país”.

Sostiene que el cumplimiento de esta normativa tiene un costo para la empresa, que depende de la exposición que tengan los trabajadores a la contaminación.

“Es por ello que la producción limpia es una estrategia que, de ser bien implementada, permite evitar un porcentaje importante de estas emisiones, disminuyendo el impacto en la salud laboral, lo que obviamente aumenta la productividad de la empresa”.

APL Fundiciones III

Esta problemática es una de las que se tratan en el APL Fundiciones III, que prontamente será firmado en conjunto con Asimet. En este APL, el rubro se compromete a disminuir en 2% el total de emisiones de material particulado.

Morales explica que uno de los principales aspectos ambientales normalmente asociados al proceso de fundición corresponde a la emisión de material particulado y humos, tema en el cual las empresas han avanzado en forma importante en los últimos años en base a desarrollos iniciados en el APL 1 (cambios de combustibles en hornos) y también debido a requerimientos de los planes de descontaminación hacia fuentes fijas, lo cual ha derivado en que la mayoría utilice hornos eléctricos, permitiendo que las fuentes de las empresas evaluadas no requieran parar en episodios críticos de contaminación ambiental.

Lo anterior es también avalado por la revisión de información de fiscalización a las empresas, donde el tema de control de emisiones se ha orientado actualmente a mejoras en los sistemas de manejo de arenas u otras áreas de terminación donde se produce polvo.

“Al respecto, la mayoría de las empresas cuentan con sistemas de abatimiento para captación de polvos unidos a filtros para hornos, equipos de manejo de arenas, granalladoras y áreas de esmerilado o similares”.

En este nuevo APL, se continúa con el trabajo público-privado de mejoramiento de las condiciones productivo-ambientales de las empresas de fundiciones.

“En este sentido, se desarrolló un conjunto de medidas que abordan la problemática con un enfoque integral. Por una parte, se mejoran las condiciones técnicas de las fuentes de emisión y, por otra, se elabora un nuevo estándar de seguridad laboral para el 100% de los trabajadores”.

En el caso de las primeras, las empresas podrán implementar una serie de medidas como sustitución de fuentes de energía más contaminantes por otras menos contaminantes, entre otras iniciativas.

Para mejorar las condiciones laborales las empresas realizarán un diagnóstico de prevención de riesgos, que deberá considerar aspectos como identificación de peligros, evaluación y control de riesgos, y la identificación de puestos críticos de trabajo.

“A partir de esta información, Asimet desarrollará una serie de guías técnicas para abordar los puntos críticos identificados, las que serán implementadas con el apoyo de todos los trabajadores de las empresas adheridas al APL”.

Comments are closed.