Jorge Rosenblut deja hoy la presidencia de Enersis y asume el español Borja Acha

Enel decidió enfrentar la crisis y relevarlo de su puesto. Si todo marcha como está planificado, asumirá el director jurídico global de la energética italiana, abogado de alta reputación, conocedor del mercado local y conocido en Chile. Fuente: Pulso 30 junio 2015.


Hoy es un día clave en Enersis. Jorge Rosenblut, el cuestionado presidente de la eléctrica controlada por la italiana Enel, comunicará oficialmente su salida. Habrán transcurridos ocho meses desde que fue nombrado y lo convertirán en el presidente que menos tiempo duró en el cargo, exceptuando el período de la toma de control de Endesa España, a fines de los 90. La permanencia de Rosenblut se hizo insostenible – tras sus vinculaciones con el financiamiento irregular de la campaña presidencial de Michelle Bachelet en sus tiempos en Endesa Chile- y ponía en serio riesgo el proceso de reorganización societaria de Enersis, impulsado por los italianos.

Diversos actores pidieron su salida de manera pública y privada, lo que obligó a Francesco Starace a entregar a su hombre en Chile, tras madurarlo por varias semanas y chequearlo con Palacio. Tal como lo adelantó PULSO el viernes último, será uno de la casa y de confianza de los italianos quien asuma la presidencia de Enersis, al menos hasta cerrar Cárter II, la compleja operación financiera y legal en la que está inmerso el grupo en Latinoamérica y que aún no logra entusiasmar a los minoritarios, especialmente las AFP.

Borja Acha Besga (50 años), un reputado abogado español, muy conocedor de Chile y de la interna de Enersis, será nombrado a la cabeza de la mayor eléctrica privada de Latam, con la misión de devolver a la firma y sus colaboradores la tranquilidad que no ha existido desde la llegada de Rosenblut y Daniel Fernández (subgerente general de Enersis), a fines del año pasado. Acha nació en Bilbao, la ciudad más grande del País Vasco (1965) estudió Derecho en la Universidad Complutense de Madrid (1988) y alcanzó la categoría de Abogado del Estado en 1991. La distinción, casi desconocida para los chilenos, es una prueba de su alta reputación profesional, por eso a este exclusivo club pertenecen sólo los mejores abogados de su país.

Dentro de su trayectoria destaca su paso como director jurídico del desaparecido holding estatal e industrial español SEPI, una especie de Corfo durante el proceso de privatizaciones. Fue secretario general y del Consejo de Administración y director jurídico de la Agencia Industrial del Estado, además de profesor de Derecho Mercantil de la Universidad Carlos III de Madrid, entre otras responsabilidades. A principios de este año, la edición hispana de la prestigiosa revista Forbes, lo incluyó en una reputada lista de los abogados más influyentes del país.

Borja Acha es hoy el único español que está en la primera línea de reporte del CEO mundial de Enel, tras la segunda arremetida de los italianos a mediados de 2014, desatada con la llegada de Starace a la cabeza de Enel y la salida de Fulvio Conti. Su condición de hombre clave le ha permitido mantener dos cargos en Madrid: director general de Asesoría Jurídica y la Secretaría General de Endesa España, y con ello repartir su tiempo entre Roma y la capital española, donde reside su familia. Ahora agregará a su lista de residencias Santiago de Chile, por lo que le esperan agitados meses por delante.

CONEXIÓN CHILENA.

El nuevo presidente de Enersis es un asiduo visitante de Chile y Latinoamérica. Desde la toma de control de Endesa España, a fines de los 90 (después del Caso Chispas), pasando por el Plan Génesis (programa de salvataje financiero de Enersis, cuando estuvo al borde de la quiebra), la llegada de Acciona y Enel (2006), tras las fallidas OPA de Gas Natural y EON, la ampliación de capital de hace casi tres años y cada una de las juntas ordinarias de accionistas de Enersis.

O los inolvidables comités legales de Endesa en Latinoamérica, especialmente el de Cartagena de Indias, en Colombia. Las AFP también lo conocen bien. Formó parte del equipo negociador de la incorporación de la sociedad Conosur (participaciones latinoamericanas de Endesa España que no estaban en manos de Enersis) al holding chileno en 2013, cuando junto al duro Héctor López estuvieron en los tira y afloja.

Incluso fue quien en la junta extraordinaria de diciembre de 2012 dio a conocer públicamente los compromisos de Endesa España e indirectamente de Enel para con Enersis, entre otros como dotar a la chilena de la calidad de único vehículo de inversión del grupo en la región, excepto en el negocio de las renovables. Altas fuentes de Enel y Enersis comentaron a PULSO que Borja Acha llega a volcar todo su prestigio e inteligencia en sacar adelante una compañía golpeada en su amor propio, carente de liderazgo y ad portas de un plan de ordenamiento societario crítico para su futuro.

Una reorganización a nivel ejecutivo no estaría descartada, aunque nunca antes de concluir Carter II. Acha, sin embargo, no estará hoy físicamente presente en el piso 17 de la avenida Santa Rosa. Se conectará con sus nuevos compañeros de directorio por telepresencia desde Europa, pese a que tenía contemplado viajar y reservas en un hotel, las que fueron canceladas.

¿Qué ha pasado?
Hoy Jorge Rosenblut, el cuestionado presidente de la eléctrica controlada por la italiana Enel, comunicará oficialmente su salida.

¿Por qué ha pasado?
La permanencia de Rosenblut se hizo insostenible -tras sus vinculaciones con el financiamiento irregular de la campaña presidencial de Michelle Bachelet en sus tiempos en Endesa Chile- y ponía en serio riesgo el proceso de reorganización societaria de Enersis, impulsado por los italianos.

¿Quién lo reemplazará?
Borja Acha Besga (50 años), un reputado abogado español, muy conocedor de Chile y de la interna de Enersis, será nombrado a la cabeza de la mayor eléctrica privada de Latam con la misión de devolver a la firma y sus colaboradores la tranquilidad.

El futuro de Rosenblut tras 8 meses en la presidencia

La caída de Jorge Rosenblut es un duro traspié para el CEO de Enel, Francesco Starace, sobre todo porque habían desarrollado buen nivel de sintonía. Sacarlo antes de un año no estaba en sus planes. Por eso hay quienes sostienen que la salida del directorio de Enersis no será su desvinculación total de Enel.

Y las alternativas son diversas: desde asesor del propio Starace en temas Latinoamericanos o incluso convertirse en el hombre de Enel en EEUU -un viejo anhelo de Rosenblut- que con la llegada a la presidencia de Enersis y su relación con la ministra del Trabajo, Ximena Rincón, estaba en el congelador.

Por ahora Jorge Rosenblut intentará bajar el periscopio y reducir al máximo su exposición, pese a que el Ministerio Público lo tiene en la mira para declarar como imputado en el caso SQM, tras las declaraciones de Giorgio Martelli que lo vinculó directamente con el financimiento irregular de campañas políticas.

Nuevo presidente de Enersis es un asiduo visitante de Chile y Latinoamérica.

Comments are closed.