La lucha que se da en la Cámara de Diputados por la protección de los glaciares

En el marco de la discusión de la comisión de Medio Ambiente sobre el proyecto de ley de protección de glaciares que se encuentra en tramitación, la “Bancada Glaciar”, que presentó la iniciativa el año pasado, se esfuerza por cambiar el articulado que propuso el Ejecutivo a inicios del 2015. Fuente: Diario U. Chile 29 junio 2015.


En tanto, la próxima semana los parlamentarios debatirán el resguardo de glaciares que no se encuentran al interior de parques protegidos.

A mediados de este mes, la comisión de Medio Ambiente de la Cámara de Diputados inició la discusión en particular del proyecto de ley que establece la protección y preservación de glaciares.

En mayo de 2014, un grupo legisladores de distintos sectores -con el apoyo de organizaciones como Greenpeace y Fundación Terram- presentaron una moción que buscaba comprometer al Estado en la protección de glaciares y ambientes pleriglaciares.

Sin embargo, en marzo de este año el Ejecutivo presentó una indicación sustitutiva que se restringía al resguardo de la masa de hielo glaciar.

Ante esto, en la sesión recién pasada se aprobó, de forma unánime, la conservación, protección y preservación de los glaciares, retomándose el sentido de la propuesta inicial de los legisladores.

Asimismo, se buscó salvaguardar el entorno que permite la existencia del glaciar y mantener la validación de sus “funciones ecosistémicas”, más allá de sus servicios meramente económicos.

La diputada comunista Camila Vallejo, integrante de la llamada bancada glaciar, dijo que “el servicio es desde el lenguaje de qué le sirve al ser humano, porque no se sirve a la planta, no se sirve a la tierra. Es un elemento de función ecosistémica de interacción, no de servir a los elementos”.

En tanto, el parlamentario socialista Luis Lemus adelantó la discusión legislativa programada para el 1 de julio, que se enfocará en los glaciares que no están en parques nacionales y que bordean el 30 por ciento: “Todos los glaciares se deberían declarar reserva estratégica y dejar la opción para que si alguien quiere impugnar aquello, se pueda dirigir a los tribunales y el solicitante demuestre que es posible trabajar en el entorno de un glaciar que no está contemplado en los parques nacionales”, señaló.

También Lemus apostó por el fortalecimiento de la función de la Dirección General de Aguas en esta materia, en fiscalización e investigación y por tribunales adecuados a los nuevos desafíos.

El presidente de la organización Ecosistemas, Juan Pablo Orrego, advirtió que hay un lobby fuerte desde el sector minero para que la protección de glaciares sea débil o “virtual”.

“Para la minería, en Chile, es complicado el tema, porque todas las inversiones del sector que están en carpeta de alguna manera u otra afectan glaciares”, indicó Orrego, quien añadió que esto se explica con la geografía que tenemos, el territorio limitado y una actividad que se realiza principalmente en la precordillera.

El líder de Ecosistemas planteó que Chile tiene una deuda de décadas con el medio ambiente, es un país que está sufriendo ya problemas hídricos y sin glaciares se sufre riesgo de quedar sin reservas por lo que, a su juicio, es imperante su protección y la de las cuencas hidrográficas.

Comments are closed.