Ley de Pesca: Gobierno y empresarios coinciden en perfeccionarla, pero no derogarla

Estiman que dejarla sin efecto sería un retroceso en el país. Fuente: La Segunda 01 de junio 2015.


Una serie de cuestionamientos han surgido en torno a la actual Ley de Pesca, donde diversos actores plantean derechamente su derogación, ya que argumentan que su aprobación estuvo salpicada de casos de corrupción y conflictos de interés.

Acusaciones que se enfocan en la investigación que desarrolla el Ministerio Publico por eventuales pagos ilícitos de empresas pesqueras o relacionadas a ellas a la ex diputada Mana isasi y al senador Jaime Orpis. También, son cuestionados el senador Andrés Zaldivar y el ex senador »vino Novoa, por no inhabilitarse.

Las acusaciones, en especial del diputado Hugo Gutiérrez (PC) y de pescadores artesanales, apuntan a que la ley entregó a siete grupos el control de esta actividad: las familias Angelini, Lecaros, Yaconi-Santa Cruz, Sarquis, Stengel, Fernández e Izquierdo.

Subsecretario de pesca:

“Derogarla sería volver a las cavernas”

El subsecretario de Pesca, Raúl Súnico, señaló esta mañana que “derogar la actual Ley de Pesca sería como volver a la era de las cavernas en el sector”, ya que explicó ello implicaría que no habría protección a los recursos pesqueros y todos extraerían todo.

Agregó que el gobierno planteó en su programa mejorar esta ley y para ello hacia fines de julio la FAO realizará una evaluación integral de la legislación para entregar sus recomendaciones ocho meses después, las que podrían traducirse en proyectos a debatir en el Congreso.

Súnico, por ejemplo, se manifestó conforme con la implementación de Comités Científicos para determinar las vedas o volúmenes para las cuotas de captura, ya que está demostrando que es una opción que va en línea con el interés del Ejecutivo de preservar los recursos y permitir su mantención.

También, desmitificó el hecho de que el grueso de la pesca esté en manos de algunos pocos: al respecto, aclaró que todo depende de la especie, así en sardina el 78% de la pesca está en manos artesanales; en la anchoveta de la zona norte, el 90% es industrial; en la jibia, el 80% de la extracción es artesanal; y en el jurel existen situaciones diversas a lo largo del país. “En el gobierno no estamos ni con unos ni con otros (industriales versus artesanales), sino que estamos en favor de un desarrollo productivo y sustentable de esta actividad. De hecho, comentó que los Comités Científicos han ajustado a la baja todas las cuotas pesqueras del país, con la idea de lograr una recuperación de la biomasa y permitir la explotación futura de estos recursos. En esa misma linea, la Subsecretaría está embarcada en otros cambios legales al sector; entre ellos, un nuevo proyecto para la salmonicultura en las regiones X y XI, y Perfeccionamiento a otras normas.

Espresarios pesqueros

No poner en juego la institucionalidad

El presidente de la Sociedad Nacional de Pesca, Francisco Orrego, se mostró preocupado por las voces que piden derogar la ley, pero se manifestó abierto a evaluar perfeccionamientos al texto legal. “Situaciones puntuales no pueden servir de fundamento para poner en juego el conjunto de la institucionalidad del sector. Sería inimaginable que como consecuencia de la crisis de legitimidad de la politica por irregularidades en su financiamiento, se diera la señal de que están en revisión todas las leyes aprobadas por el Congreso en la últimas dos décadas”, dijo.

Agregó que es un mito que el sistema de asignación de cuotas haya beneficiado sólo a un grupo de familias, ya que hoy en el sector el 54% de las cuotas está en manos de 90.000 pescadores artesanales, y el 46% restante se divide entre 31 empresas industriales en las que, a su vez, “participan cientos de accionistas, personas naturales e inversionistas institucionales y medianas empresas”.

Agregó que otro mito es que la forma de asignar cuotas de la actual ley — en base a la captura histórica — sería una modalidad exclusiva de Chile, en circunstancias — dijo — que es el mecanismo casi exclusivo en la experiencia internacional, donde 21 paises han aplicado cuotas individuales con asignación en función de las capturas históricas.

En cuanto a perfeccionamientos a la ley, Orrego comentó que “ninguna obra humana es infalible y una ley siempre puede ser perfectible”, pero eso no significa “que debe ponerse en juego la estructura general de la institucionalidad pesquera que ha sido fruto de un enorme y transversal acuerdo político”, advirtió.

De hecho, recordó que en la modificación de esta ley, 94 senadores y diputados votaron a favor y sólo 37 en contra.

Comments are closed.