Nuevo Servicio de Biodiversidad y Áreas Protegidas podría intervenir predios privados

Eléctricas y mineras son las más complicadas con la ley que crea un Servicio de Biodiversidad y Áreas Protegidas, que en la práctica tendrá bajo su cuidado una superficie aproximada de 30 millones de hectáreas. Fuente: El Mercurio 04 junio 2015.


Este proyecto del Ministerio del Medio Ambiente lleva un año en trámite legislativo y ya está en el Senado. Las mayores objeciones que tienen las compañías es que se impone la prohibición para realizar actividades productivas en casi todas las áreas protegidas, tras la nueva ley.

Otra crítica es que el proyecto establece la posibilidad de ordenar medidas de conservación en predios de propiedad privada mediante el sistema de incorporar la figura de “ecosistemas amenazados o ecosistemas degradados” y que el que decrete las medidas de conservación o restauración en tales ecosistemas será el Servicio de Biodiversidad.

El Consejo Minero hizo ver que, por ejemplo, el Servicio de Biodiversidad tendrá poder fiscalizador fuera de las áreas protegidas.

Un aspecto que preocupa a los gremios es que “distorsiona el actual régimen de fiscalización y sanción ambiental, al otorgar competencias fiscalizadoras y sancionadoras al Servicio de Biodiversidad, sin considerar que ya existe la Superintendencia del Medio Ambiente”, advierte Sonami.

El Consejo Minero en una presentación al Senado hizo ver que esta nueva entidad se suma a las muchas otras que operan al momento de entregar un permiso ambiental y alertó del riesgo de atraso en las tramitaciones y peligro de burocratización.

Comments are closed.