OCDE lanza una nueva hoja de ruta para estimular una inversión sostenible en sus países miembros

OCDE lanza una nueva hoja de ruta para estimular una inversión sostenible en sus países miembros. Emol 04 junio 2015.


La OCDE se dotó hoy de una nueva hoja de ruta para ayudar a gobiernos y grupos regionales a crear las condiciones idóneas para atraer una inversión sostenible, vista como elemento clave para estimular el crecimiento y la creación de empleo.

La versión actualizada del marco de políticas aprobado en 2006, refrendada en la reunión ministerial de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que se clausuró hoy en París, da mayor prioridad a la infraestructura y a las pequeñas y medianas empresas.

El documento perfila doce ámbitos de acción, desde los sistemas tributarios a la formación de recursos humanos y políticas para promover una conducta empresarial responsable e inversiones que apoyen un crecimiento ecológico.

Su lanzamiento, según el secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, incluye directrices que se adaptan a un entorno “que ha cambiado de manera sorprendente durante la pasada década”, y que se enfrenta todavía a la “herencia de la crisis”.

El organismo había avisado esta semana, en su informe semestral de perspectivas, de que en términos globales la evolución no está al nivel esperado principalmente por el comportamiento de la inversión, vinculado con una demanda débil por la marcha insatisfactoria del empleo, los salarios y el consumo.

Esta nueva herramienta, destacó Gurría, es una suerte de “espejo” elaborado con la experiencia acumulada en estos últimos años y que permite mirarse para ver qué se hace bien y que no.

Los ministros coincidieron en que todavía no se ha superado “completamente” la crisis y en que se debe avanzar de forma coordinada, con mayor énfasis en la implementación de reformas estructurales y en la apuesta por una formación de capital humano adaptada a las necesidades del mercado.

La cooperación, en sus palabras, es clave en un entorno dominado por más de 3.000 tratados de inversión, y en que el crecimiento debe ser más inclusivo y tener en cuenta tanto a la sociedad civil como a actores públicos y privados.

En esa línea, Gurría ha confirmado la intención del organismo de fortalecer los vínculos con las principales economías emergentes, sea a través de programas regionales o de su posible adhesión en el conocido como el “Club de los países desarrollados”, que ya cuenta con 34 miembros.

“La palabra clave es movilización, movilización y movilización”, dijo en la conferencia de prensa final, en la que se constató que para alcanzar un crecimiento que llegue a todo el mundo hay que establecer las condiciones adecuadas.

Así, se enfatizó la necesidad de evitar una “competencia fiscal dañina entre países”, de remover las barreras al comercio y a la inversión, de aumentar el intercambio de información y de hacer mejor uso de los fondos existentes.

La cuestión, según el secretario general de la OCDE, “tiene más que ver con redirigir los fondos que con sacarlos de la nada”, máxima que puede aplicarse tanto para la creación de empleo como para la lucha contra el cambio climático.

Comments are closed.