“Tenemos una evaluación crítica de la legislación pesquera, pero no estamos planteando la derogación”

Subsecretario de Pesca, Raúl Súnico, define postura del Gobierno ante normativa. Fuente: El Mercurio 03 de junio 2015.


La autoridad defendió la aplicación de parámetros científicos para asignar las cuotas de captura. Sostuvo que el informe que realizará la FAO puede dar origen a iniciativas legales o administrativas para mejorar la actual legislación.

El subsecretario de Pesca, Raúl Súnico, admitió que el Gobierno tiene una visión crítica de la Ley de Pesca aprobada a fines de 2012 bajo la administración de Sebastián Piñera -denominada Ley Longueira-, pero aseguró que el Ejecutivo no está planteando la derogación de esta normativa, que entre sus aspectos centrales establece la asignación de cuotas de captura bajo criterios científicos y reconoce licencias históricas de pesca.

Súnico precisó la posición del Gobierno en esta materia. Esto, en medio de cuestionamientos a aportes económicos realizados por empresas pesqueras a parlamentarios en períodos en que se tramitaba esta ley.

La autoridad sostuvo que, en el marco del programa de gobierno, la Presidenta se comprometió a desarrollar una evaluación técnica de la normativa “con el objeto de que esta legislación se atenga a las mejores prácticas de administración pesquera”. Por ello, añadió, que la actual administración presentó proyectos de ley al Congreso para perfeccionar la institucionalidad del sector, algunos de los cuales ya fueron aprobados y otros están en trámite (ver recuadro).

También recordó que la FAO -de Naciones Unidas- comenzará en julio un trabajo de ocho meses para revisar la Ley de Pesca. “El informe final puede dar origen a la presentación de iniciativas legales o administrativas que apunten a mejorar nuestra legislación en materia de conservación y recuperación de los recursos del mar”, indicó.

-¿Existe voluntad propia del Gobierno para cambiar la ley?

“Somos partidarios de sostener los criterios científicos para asignación de cuotas pesqueras y fortalecer el sistema de investigación científica nacional en materia de océanos y pesca. A eso obedece que en el último mensaje del 21 de mayo por parte de la Presidenta se anunció la construcción de una embarcación científica orillera para absorber las crecientes necesidades de investigación que se tienen en materia de borde costero”.

-¿Entonces el otorgamiento de cuotas bajo criterios científicos no se toca?

“Tenemos la firme convicción de que es un buen mecanismo. Siempre se puede perfeccionar, pero lo consideramos adecuado y se atiene a las legislaciones pesqueras más modernas del mundo”.

-¿Y las licencias pesqueras?

“Se definieron criterios y siempre se pueden revisar para que sean adecuados a la administración pesquera nacional. Pero todos los temas que van a ser evaluados tienen que ser sometidos a análisis jurídicos y económicos respectivos”.

-¿Cree que es legítima la actual ley aprobada en 2012, pese a los cuestionamientos por aportes de empresas del sector a políticos?

“Tenemos la convicción de que la ley tiene un conjunto de imperfecciones y por ello hemos enviado proyectos al Congreso. Tenemos una evaluación crítica de la legislación pesquera, lo que no quiere decir que estemos planteando la derogación, porque al derogarla volvemos a un sistema de administración donde primaba la carrera olímpica y ese es un escenario que esperamos no se vuelva a repetir”.

-El 9 de agosto próximo las naves de 12 o más metros de eslora deberían contar con un posicionador satelital para permitir una rápida ubicación en alta mar. ¿Se mantiene esa fecha?

“El Congreso ya se pronunció sobre este tema. Hubo un proceso de revisión de la Ley de Pesca y se prorrogó la vigencia de esto desde febrero a agosto. Eso está plenamente vigente. Considero que esta medida es esencial para la administración pesquera y esto entra a regir”.

-¿También es un aspecto clave para controlar la pesca ilegal que se da con fuerza en algunas regiones y que preocupa a la industria?

“Sin duda que la existencia de posicionador satelital es una herramienta de administración pesquera esencial porque se sabrá desde dónde se están extrayendo los peces más pequeños y los más grandes. Tiene facilidades enormes para fiscalización y el control, pero también para la sustentabilidad del sector”
Recuadro :
”Nuestraapuesta es hacer unaadministración concriterios científicospara asegurar quehaya pescado y pescadoreshoy y mañana”.

”Entendemosque ha habido un esfuerzogigantesco de lapesca artesanal y dedistintos actores delsector por la reducciónsustancial de cuotas”.

”Desde queasumimos hemospresentado proyectosde ley que modificanla normativa. Algunosde ellos ya han sidoaprobados”.

Gobierno enviará al Congreso dos proyectos en el segundo semestre

Durante el segundo semestre de este año, la Subsecretaría de Pesca prevé ingresar al Congreso dos proyectos de ley que modifican y mejoran la actual normativa, indicó Raúl Súnico. Uno de ellos busca perfeccionar la actividad pesquera bentónica, que agrupa al 50% de los artesanales y está ligada a la extracción de locos, machas, piure, entre otros.

La otra iniciativa apunta a desarrollar la acuicultura de pequeña escala, excluyendo de esto a los salmones. Súnico indicó que los pescadores artesanales tienen “un potencial que desarrollar” en la producción de algas, choritos, ostión del norte y “de especies que hay en diferentes universidades que se trabajan a nivel de experiencia piloto”.

El subsecretario señaló que uno de los proyectos que enviaron al Congreso y ya fue aprobado es la Ley de Jurel con Línea de Mano, relacionada con áreas de manejo y recuperación de la facultad de incautación de pesca ilegal por parte de Sernapesca.

Igualmente, recordó, que se aprobó la prohibición para otorgar nuevas concesiones salmoneras en la Región X y XI por un lapso de cinco años para asegurar la instalación de corredores sanitarios. También está en tramitación la iniciativa que crea el Instituto de Desarrollo Sostenible de la Pesca Artesanal y el proyecto que apunta al cultivo y repoblamiento de algas. Chile exporta US$ 300 millones en algas que se obtienen principalmente de recolección.

Comments are closed.