Conaf advierte sobre los riesgos de los fotosafaris en el Parque Torres del Paine

Conaf advierte sobre los riesgos de los fotosafaris en el Parque Torres del Paine

Como una actividad peligrosa, que además, puede llegar a ser calificada como un maltrato animal, se están transformando los denominados fotosafaris que en los últimos años se han ido incrementando al interior del Parque Nacional Torres del Paine. Fuente: Prensa Austral 29 de julio 2015.

Cada vez es más común en dicho recinto tener un encuentro cercano con pumas, zorros, huemules, guanacos, chingues, cóndores y otras especies de la fauna patagónica. Esta mayor proximidad entre el ser humano y los animales responde a la protección que éstos últimos reciben en el Parque Nacional Torres del Paine, lo que ha incidido en un aumento de su población.

Gracias a ello los visitantes pueden retornar a sus lugares de origen con una “instantánea”, sin percatarse del peligro que ello implica y el trastorno que le provocan a los mismos animales, que ellos dicen querer y admirar.

Pese a estar prohibido, para tener la fotografía o la filmación deseada, muchas veces los visitantes deben salir de los senderos establecidos o caminar de noche por el parque.

A lo anterior se han sumado emprendimientos turísticos de índole comercial que ofrecen al cliente hacerse de una fotografía de las ejemplares de la fauna patagónica. Especial interés existe en contar con una instantánea de un puma, pese lo peligroso y escurridizo de este animal.

Cambios de comportamiento

La directora regional de Conaf, Alejandra Silva, reconoció que gracias al monitoreo realizado por los guardaparques se ha visualizado cambios en el comportamiento de los pumas debido a la interacción con los turistas.

Indicó que “en los últimos años, hemos tenido un incremento en los registros de presencia de pumas en sectores por los cuales circulan visitantes. Sabemos, de acuerdo a la bibliografía, que la cercanía con humanos y la interacción con ellos desde edades tempranas, puede perturbar el ciclo biológico de la especie, produciendo cambios en su comportamiento, ya sea en la manera de alimentarse o de proteger a sus cachorros”.

El superintendente del Parque Nacional Torres del Paine, Federico Hechenleitner, manifestó que “nuestro objetivo es evitar actividades de turismo no controlado al interior del parque. Queremos reforzar la información y fiscalización de estas reglas, pues muchas veces la actividad de fotosafaris implica un hostigamiento y maltrato a los animales, especialmente cuando se avistan familias o hembras que recién han parido a sus crías. Queremos que nuestra fauna silvestre se mantenga en esa condición”.

Nuevo censo

Hace más de 20 años atrás, se calculaba en 50 los ejemplares de pumas que habían al interior del Paine. Población que se estima se ha mantenido estable en los últimos años. Para tener certeza de lo anterior hace algunas semanas se inició un nuevo estudio de poblaciones de fauna en un área acotada, donde se sabe que se concentra la mayor cantidad de pumas del parque.

Hechenleitner añadió que “desde que Conaf mantiene presencia permanente en el lugar, no sólo han aumentado las poblaciones de pumas, cóndores, huemules, guanacos, zorros y ñandúes, entre otros, sino que también ha cambiado la conducta de los animales frente a los visitantes y queremos que eso se mantenga. Reforzar estas medidas de protección es un paso más en materia de conservación, continúa en la línea de un trabajo de años”.

Por ello se inició una campaña con afiches donde se llama a los visitantes a no afectar la vida normal de los animales silvestres, lo que busca proteger el patrimonio natural y también a mantener la seguridad e integridad de los visitantes.

Un comentario en “Conaf advierte sobre los riesgos de los fotosafaris en el Parque Torres del Paine

  1. En casi ninguna parte del mundo ,las personas se pueden acercar libremente a los animales en los parques, llama la atención que aqui se deje entrar sin mayor vigilancia, especialmente en las épocas de más afluencia de público. Creo que es urgente aumentar el numero de guardaparques, invertir en jeeps o vehiculos de vigilancia y entregar normas claras a los turistas.Ej: obligatorio, y no ioptativo como es ahora, que todos reciban o vean los videos instructivos al ingreso y advertir de elevadas multas al que infringa las normas, solo asi se podrá proteger la belleza que tenemos.

Los comentarios están cerrados.