Alertan por impacto ambiental que afecta a Laguna de Zapallar

HUMEDAL. Proliferación de gansos y patos preocupa a ambientalistas. Fuente: Mercurio Valparaíso 28 julio 2015.


La contaminación por agroquímicos y aguas servidas, además de la erosión y la presencia de aves domésticas, como gansos, son las principales amenazas sobre el humedal de La Laguna de Zapallar, en la desembocadura del estero de Catapilco, advirtió la Fundación Kennedy.

Desde el año 2005, dicha zona está clasificada como “Sitio para desarrollar Educación Ambiental y Concienciación, en la Eco Región de Aguas Continentales” por ser un reducto de aves acuáticas silvestres, con importantes aportes de elementos migratorios boreales.

Sin embargo, advirtió la abogada de la Fundación, Marcela Rey, el problema ambiental es gravísimo y tiene carácter exponencial. Precisó que el origen de la invasión de aves domésticas es una pareja de gansos, que fue abandonada por una vecina de La Laguna hace unos 10 años y en la actualidad son más de 45.

La misma situación ha ocurrido con los patos exóticos, quienes ya suman 80 individuos, según censos del SAG.

A juicio de la Fundación, esta situación es sumamente peligrosa, ya que estas especies invasoras han sido introducidas por humanos en lugares fuera de su distribución natural, poniendo en peligro la diversidad biológica nativa. De hecho, ha disminuido notablemente la presencia de aves silvestres y migratorias.

TURBIDEZ DEL AGUA

“Los gansos dominan los pocos lugares de nidificación existentes, compitiendo permanentemente por alimento y espacio con las aves nativas. Junto a ello, vecinos y visitantes los alimentan en grandes cantidades durante el verano; por lo que los restos decantan al fondo del humedal, aumentando la turbidez del agua y disminuyendo la cantidad de oxígeno disponible”, señaló Carlos Medina, biólogo de la Fundación Kennedy.

Por ello, la Fundación solicitó al Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) y a las municipalidades de Zapallar y Puchuncaví un Plan de Acción tendiente a tomar las medidas necesarias para terminar con esta situación.

Al respecto, el jefe de la Oficina SAG Petorca, Marco Soriano, reconoció que “como SAG estamos preocupados por este tema” y destacó la mesa de trabajo conformada por la Fundación y los municipios.

Comments are closed.