Con intenso frente de este fin de semana comenzará a revertirse la falta de lluvias en la capital

Autoridades disponen medidas para enfrentar fenómeno meteorológico. Fuente: El Mercurio 08 de julio 2015.


Se espera que caigan cerca de 85 milímetros este mes, mientras que solo para este fin de semana se pronostican entre 50 y 70 mm.

Luego de los 2,4 milímetros de precipitaciones que cayeron el domingo último, el cielo de Santiago amaneció el lunes despejado y la capital tuvo un respiro entre las 10 alertas, 13 preemergencias y una emergencia ambiental que se decretaron en los días pasados.

Lo ocurrido, según expertos, se puede interpretar como el inicio de un período que traería la lluvia que no precipitó en todo el mes de junio y que tiene a la Región Metropolitana con un déficit de 90%. Esto, porque para este fin de semana se espera que caigan alrededor de 50 a 70 milímetros de agua, partiendo en la noche del viernes de forma intermitente como chubascos débiles, y el sábado de manera más intensa, extendiéndose hasta el lunes. Sería un fenómeno intenso, y más cuando se estima que el total de este mes llegaría a 85 milímetros, según Luis Gutiérrez, experto de la Dirección Meteorológica de Chile.

A raíz de estos pronósticos, la Intendencia Metropolitana junto al Serviu y la Onemi adquirieron 22 motobombas para 19 de los 34 puntos críticos que existen en Santiago y que sufren constantes anegamientos por las lluvias.

La mayoría son pasos bajo nivel en distintas comunas, y en otros puntos de la capital como el río Mapocho, las quebradas de San Ramón y Macul, donde durante el verano se vaciaron las piscinas de decantación para evitar aluviones como el de mayo de 1993. Además, el Serviu Metropolitano asignó cuadrillas para los sectores críticos y así monitorear lo que ocurra este fin de semana y evitar inundaciones.

El intendente Claudio Orrego aseguró que “estamos trabajando para prevenir y hacer frente a esta emergencia climática”, y solicitó a la población estar en contacto con sus municipios para advertir sobre canaletas o resumideros que pudiesen obstruir el paso del agua, antes de que lleguen las precipitaciones.

Hasta septiembre

Según Michelle Adams, de Infoweather, en todo junio no se registraron lluvias en la capital debido al debilitamiento del fenómeno de El Niño. “Tenemos una barrera natural que se conoce como el anticiclón del Pacífico, que siempre que se debilita, impide que el sistema frontal llegue a la zona central, y cuando aparece, lo hace de manera muy débil y casi sin agua”, explica la experta.

La situación cambiaría con el frente que se espera comience el viernes. Las precipitaciones se mantendrían en niveles normales hasta septiembre próximo, con lo que se podría aminorar el actual déficil que afecta a la zona central.

Así lo ratifica el meteorólogo Luis Gutiérrez, quien dice que “se espera que el sistema frontal que se aproxima, sea normal en comparación con años anteriores”.

Pese al pronóstico que se proyecta hasta septiembre próximo, el especialista en contaminación atmosférica de la Universidad de Santiago (Usach), Ernesto Gramsch, plantea que “estas lluvias no ayudarían a evitar futuras preemergencias en la capital”.

Según señala, si hay dos o tres días sin precipitaciones, las partículas contaminantes vuelven a subir a la atmósfera.
Recuadro :
Fuerte nevada provoca serios trastornos en Punta Arenas

Suspensión de vuelos entre Santiago y Punta Arenas programados para la madrugada de ayer, y alteración del tráfico vehicular en calles con pronunciadas pendientes o rutas interprovinciales provocó la intensa nevada que se registró en Punta Arenas, desde la noche del lunes hasta el mediodía de ayer. En casi 10 horas se acumularon 15 centímetros de nieve, aunque en sectores altos la cantidad fue mayor.

Nicolás Butorovic, meteorólogo del Instituto de la Patagonia, informó que la ocurrencia de este fenómeno, propio del invierno, coincidió con un sistema de alta presión posicionado en el sur del océano Atlántico que impidió que esta masa fría se desplazara. La temperatura máxima de ayer fue -0,5 grados y la mínima se registró a las tres de la madrugada con -1,5 grados.

El pronóstico estima que para las primeras horas de hoy miércoles la temperatura podría llegar a -4 grados.

La nevada repercutió en la conexión aérea con el resto del país, y determinó la suspensión de cuatro vuelos de itinerario de LAN entre Santiago y Punta Arenas. Desde la compañía se informó que “todas las cancelaciones fueron por nieve. Para mitigar el efecto de estas cancelaciones en sus pasajeros se habilitaron dos vuelos especiales adicionales a los de itinerario el día de hoy (ayer); además les dio a sus pasajeros la alternativa de reprogramar su viaje a quienes así lo prefirieron. También se dispuso de alojamiento y alimentación”.

Daniel Aravena, jefe del aeropuerto en Punta Arenas, informó que la cancelación de los vuelos en la madrugada se debió a la escasa visibilidad y a que la pista no estaba operativa. Durante la mañana de ayer, la nieve acumulada en la pista obligó a suspender la llegada de otros vuelos.

La Onemi decretó alerta amarilla por la condición climática y se reunió el Comité de Emergencia Provincial para monitorear el efecto de la nieve caída en sectores rurales y urbanos.

Comments are closed.