Consultoras plantean serias dificultades para materializar línea Polpaico-Cardones

Gobierno plantea que si no se construye la línea, costos marginales en Quillota 220 kV podrían aumentar en hasta 74%.


La semana pasada se venció plazo para responder a la nueva Adenda de Interchile y las municipalidades insisten en pedir su rechazo.

La línea de transmisión Polpaico-Cardones, que supone una inversión superior a los US$1.000 millones y que se espera esté operativa en 2019, ha ido encontrando nuevos escollos en el camino, mientras los plazos se han ido acortando. La semana pasada venció el plazo para que los servicios públicos hicieran observaciones a la Adenda complementaria presentada en junio por Interchile, la empresa a cargo de la iniciativa, etapa que derivará en una tercera Icsara o posiblemente en una convocatoria para la votación del proyecto.

Hasta ahora, sólo han manifestado su conformidad con la Adenda la Seremi de Vivienda de Valparaíso, la Dirección General de Aguas (DGA), Sernatur y la Seremi del MOP de Santiago, mientras que otras entidades, principalmente municipalidades, mantienen sus reparos.

Una de las más duras es la municipalidad de Limache cuyo alcalde, Daniel Morales, mantiene que el proyecto debe ser rechazado. Según Morales, el material entregado hasta ahora por Interchile “carece de información relevante y esencial y la continuación en la tramitación implica vulneración de garantías y derechos de los habitantes de la comuna de Limache”.

“En general sostenemos iguales argumentos en relación a la génesis del proyecto que se relaciona con la justificación del mismo: la transmisión eléctrica para la gran minería privilegiando el trazado cercano a grandes pertenencias mineras sin advertir en las alternativas ambientales que justifiquen el proyecto”, añadió la autoridad comunal en el documento enviado al Servicio de Evaluación Ambiental (SEA).

La alcaldesa (s) de Freirina, Andrea Callejas, pidió que se incorpore en la línea de base a la comunidad diaguita Chiapasse Ta Tatara, aunque no pidió formalmente que se realice una nueva consulta indígena por esta situación. “Considero necesario efectuar un estudio donde se proponga una alternativa, que no afecte o altere a esa comunidad”, señala el documento firmado por la máxima autoridad comunal de Freirina.

ARISTA PARLAMENTARIA.

En paralelo a la evaluación ambiental, la comisión de Medio Ambiente de Senado ha iniciado un análisis sobre los impactos de este proyecto, para lo cual citó a tres consultoras para que entreguen su visión al respecto. El primero de ellos, el biólogo Salvador Donghi, manifestó que el trazado propuesto “sería contrario a los principios básico de la Unesco y a lo propuesto por Chile con respecto a la ampliación de la Reserva Mundial de la Biósfera –Parque La Campana-Peñuelas”.

Agregó que el trazado no considera el “Principio Precautorio dados los daños a la salud de la población provocados por estos impactos”. La consultora Maia Seeger, de SustentaRSE, ve “incompatibilidad territorial” en el desarrollo de la iniciativa, por cuanto el trazado divide el territorio jurisdiccional de la comuna de Zapallar en dos partes.

El proyecto, a su juicio, “ocupa una superficie territorial de más de 100 hectáreas; afecta a áreas rurales normadas (AIS) y la Zona de Protección Ecológica denominada Bosques de Zapallar, y contraviene la Ordenanza General de Protección y Conservación del Medio Ambiente de la Comuna de Zapallar”. “El proyecto reconoce afectar las dinámicas de desplazamiento dentro del territorio, causando alteración de los flujos de conectividad de los grupos humanos dentro y fuera del territorio, añadió la consultora.

El abogado Juan Carlos Urquidi, también de SustentaRSE, añadió que el proyecto tiene falencias como que su EIA es “técnica y jurídicamente erróneo, incompleto, insuficiente, contradictorio, discriminatorio y no ajustado al marco regulatorio y reglamentario vigente”, y que el proceso de participación ciudadana ha sido “insuficiente, parcial, confuso, desinformado, no vinculante y de tono amedrentador”.

Desde el Gobierno, en tanto, han planteado que se han reunido con la totalidad de los alcaldes de las comunas por las que pasa la línea para intentar llegar a acuerdos que permitan destrabar la oposición que se ha generado. Pacheco explicó que de acuerdo con los plazos acordados con Interchile -filial de la estatal colombiana ISAestá comprometida la obtención del permiso ambiental y que la entrada en operaciones está fechada en enero de 2018. Si no cumple proceden multas millonarias.

Beneficios interconexión con Perú

Los resultados de un nuevo estudio que analiza la viabilidad de una interconexión entre el sistema eléctrico peruano y el del Norte Grande de Chile (SING), estima un beneficio cercano a US$90 millones, con respecto a la condición sin interconexión, tomando las proyecciones de demanda de ambos países.

450 Millones de dólares. El beneficio que generaría la interconexión en 500 kV y 1.000 MW de capacidad entre subestaciones eléctricas Montalvo (Perú) y Crucero (Chile).

¿Qué ha pasado?
La nueva línea Pardones-Polpaico, iniciativa que tendrá un costo de US$1.000 millones, cuenta con el apoyo manifiesto del titular de Energía, Máximo Pacheco.

¿Por qué ha pasado?
Uno de los opositores de la iniciativa es el senador Guido Girardi, quien mediante el proceso de consulta ciudadana expuso sus reparos al trazado de la línea, la cual afectaría a zonas protegidas.

¿Qué consecuencias tiene?
El proyecto de 750 kilómetros deberá enfrentar un reto en el extremo norte, ya que tendrá que someterse a la consulta indígena en la zona de Freirina.

La comuna de Zapallar solicitó invalidar el proceso de evaluación de impacto ambiental de Cardones-Polpaico.

La obra está enfrentando una dura oposición entre algunos vecinos de la zona de Zapallar y representantes de otras comunas. Según una resolución del propio Gobierno se determinó que en el área de influencia de la iniciativa se encuentra una comunidad diaguita.

Comments are closed.