“División Andina podría verse en la disyuntiva de cerrar la mina diez años”

Sostuvo gerente general ante “extremado conservadurismo” de respeto de los glaciares. Fuente: El Andino 09 julio 2015.


Una situación calificada de inquietante advirtió el gerente general de Codelco División Andina, Ricardo Palma Contesse, ante la polémica de carácter medioambiental existente por la intervención de glaciares que generaría la ejecución del Proyecto de Expansión Andina 244. al manifestar que la divisa podría cerrar por una década debido a las extremas posturas de respeto a estas reservas de agua en la cordillera, lo que expuso en la reciente Cuenta Pública ofrecida en la ex Estación de Ferrocarriles.

Al respecto, el ejecutivo reconoció que toda iniciativa produce impacto ambiental, sin embargo lo importante “es que nosotros seamos capaces que estos proyectos que permiten seguir creciendo a nuestra patria sean acordes con el estado de derecho la reglamentación y los procedimientos que existen en el país”.

Agrego que actualmente se discute una ley de glaciares en el Congreso, no obstante sóstuvo que hay personas que son muy conservadoras en este contexto.

“Si una situación de extremado conservadurismo hacia lo que es el respeto de los glaciares, de las posiciones más exageradas que se han leido en la prensa, División Andina podría verse en la disyuntiva de cerrar la mina diez años. Pero hay otras que permiten, a mi juicio, un crecimiento balanceado para poder seguir creciendo a este pais. Ese es un punta relevante”, sostuvo.

De igual modo, indicó que otro terna que se tiene como comunidad, sobre todo en estos tiempos, es hacer buen uso del agua “Desgraciadamente Llevamos cinco años de sequía bastante fuertes, por lo que vamos a tener que hacer todos los esfuerzos, todas las ramas industriales y de progreso de este bello Valle de Aconcagua, para usar el recurso hídrico de la manera más justa”.

Consultado el gerente general por si se mantiene el proyecto de expansión tal como fue presentado en su oportunidad, a raíz da comentarios que circulan que habría sido bajado a la mitad, Palma fue categórico en indicar que “el proyecto oficial de expansión que tiene Codelco y Andina es el 244”, añadiendo que la tramitación respectiva se encuentra dentro de las techas establecidas. “Tenemos ciertos plazos para responder las preguntas del Servicio de Evaluación Ambiental. También existen posibilidades de ampliar los plazos cuando las consultas son más complejas, pero estamos dentro de los plazos”.

Hizo presente que existe un ‘proyecto alternativo’, dejando en claro que es el misma 244 pero con un desarrollo paulatino, “Lo que pasa es que 244 significa crecer de 90 mil toneladas a 244 mil toneladas por dia. Lo alternativo es hacer ese mismo proyecto pero escalonadamente, vale decir por etapas, lo cual tiene sus ventajas y desventajas, que está por verse y analizarse’.

Y si ante este escenario de “proyecto alternativo” la intervención de glaciares seria la misma o distinta, el gerente general de Andina aclaró que los recursos geológicas de la división son uno, “y para poder explicarlos lo puede hacer con mayor celeridad o manar velocidad. Si es esto último y quiere explotar la misma cantidad de reserva, al final son los mismos glaciares los que deberían ser intervenidos, pero si en tiempo posteriores, todo esto cumpliendo con la legislación existente”, enfatizó.

LEY DE GLACIARES

La tarde de ayer en la Comisión de Medie Ambiente de la Cámara de Diputados se llevaba a cabo la votación de la denominada Ley de Glaciares, donde se iba discutir si el proyecte limitará las actividades mineras que operan en zonas de glaciares o si liberará el camino para su intervención por parte de esta industria.

En este sentido -como informó El Mercurio de Valparaíso- desde Greenpeace puntualizaron que en la Comisión de Medio Ambiente existen tres posiciones en pugna: la primera, la del gobierno que busca proteger efectivamente solo los glaciares que están en parques nacionales y el resto podrá ser intervenido en distinta grado, dependiendo del valor que le pueda dar un comité de ministros; la segunda, que busca proteger los glaciares en tanto representen reservas estratégicas de agua.

Sin embargo, cuando existan intereses de por medio estos podrían ser intervenidos apelando a tribunales ambientales, donde según las ambientalistas ganará quien tenga más recursos para llevar adelante los juicios; y la tercera, la que defiende Greenpeace y diversas organizaciones ambientales, cuya apuesta es que lodos los glaciares sean declarados intocables por ley, y donde se garantice la protección del entorno que los conserva.

Comments are closed.