El mapa de la propiedad de la industria pesquera en Chile

La empresa que va a la cabeza es Corpesca, con más del 51% de las cuotas de captura. El 77% de la firma investigada por financiar a parlamentarios que votaron la “Ley Longueira” es del grupo Angelini, y el 23% de la familia Lecaros Menéndez. Diario Estrategia, 21 de julio de 2015.


Las aguas de la pesca en Chile están revueltas, y el fenómeno está lejos de terminar. Es que los cuestionamientos a la denominada “Ley Longueira” debido al eventual delito de cohecho cometido por el senador Jaime Orpis (UDI) y la ex diputada Marta Isasi (IND) en la tramitación de la iniciativa en el Congreso, lo que es investigado por el Ministerio Público y donde habrían participado varias compañías del sector tales como Corpesca, del grupo Angelini, razón por la que incluso parlamentarios de la Nueva Mayoría presentaron una moción para modificar la normativa.

Y aunque el sector pesquero no es altamente concentrado, no son tantas las compañías que lo dominan, fuera del mundo artesanal. En el mapa, la que va a la cabeza es Corpesca con más del 51% de las cuotas nacionales. El control del 77% de la compañía es del grupo Angelini, por medio de sociedades como Igemar y Eperva, pero en su propiedad también está la familia Lecaros Menéndez con Coloso, con el 23%.

Pero estas no son las únicas sociedades relacionadas entre ambos grupos. Tras la fusión entre SouthPacific Korp de Angelini y San José de Lecaros Menéndez, se conformó la empresa Orizon, donde esta última cuenta con cerca del  8% de las cuotas pesqueras del país estando entre las más relevantes de la industria local.

Asimismo, en la sociedad Golden Omega, el 35% de la propiedad es de Orizon, otro 35% de Corpesca y un 30% está ligado a terceros. Con lo que está a la vista el trabajo conjunto que llevan a cabo las familias Angelini y Lecaros Menéndez en este sector.

Aun así, Coloso de los Lecaros Menéndez sigue operando como sociedad independiente a las de los Angelini pese a la fusión que formó a una empresa como Orizon, y a que sus inversiones sólo están en Corpesca y en Golden Omega, tras salirse del negocio salmonero vendiendo Humboldt al conglomerado japonés Mitsubishi.

En ese sentido, en la propiedad del holding de inversiones Coloso, además de los Lecaros Menéndez, están grupos destacados en el mundo de los negocios como son la familia Conrads y el empresario Jorge Matetic.

Por su parte, la segunda pesquera con mayor cantidad de cuotas en el país es Blumar –compañía que igualmente opera en el negocio salmonero-, firma resultante de la fusión entre Itata y El Golfo, estando controlada a la fecha por las familias Sarquis y Yaconi-Santa Cruz.

En tanto, también está Marfood con sobre el 6% de las cuotas de captura en Chile, empresa que es resultante del joint venture entre Alimar del grupo Izquierdo Menéndez, y de la noruega Foodcorp, concretado a raíz de la compleja situación de la industria pesquera nacional, mismo fundamento para las fusiones indicadas anteriormente.

Con todo, cabe señalar que Alimar y Foodcorp se mantienen operando separadamente de Marfood, es decir, como competidoras de esta última. A lo que se suma que ejecutivos de las dos primeras manejan los rumbos de la sociedad resultante del mencionado joint venture.

Camanchaca, por su lado, es una de las pesqueras más fuertes del país –igualmente es activa en el área salmones-, con el 5,8% de las cuotas totales. Después de su fusión con la sociedad Bio-Bío, su control está tomado por los empresarios Jorge Fernández, Francisco Cifuentes y Jan Stengel, que es el representante de la familia del mismo apellido, que es histórica en la industria.

Mientras, Landes suma el 3,5% de las cuotas locales extraídas anualmente, y participa nada más que en la actividad pesquera después de ceder su filial salmonera a Friosur, de la familia del Río, donde está última también es un actor no menor en el área extractiva. La firma está controlada por las familias Fosk y Bohorodzaner.

Y pese a que no es un actor mayor, es nombrada por los industriales como una de las empresas que ha continuado insistiendo en que se abran más licitaciones todavía en el sector, a través de un lobby. Esta es la pesquera Lota Protein, de capitales noruegos.

Comments are closed.