Enap está contra el tiempo para entrar en licitaciones eléctricas de 2016 y solo participaría con central en Mejillones

Si la iniciativa legal no se aprueba en septiembre, la empresa vería complicada su entrada al negocio eléctrico
por medio de la asociación con privados. El Mercurio, 20 de julio de 2015.


El proyecto de ley que busca ampliar el giro de Enap para participar en generación eléctrica debería ser aprobado a más tardar en septiembre para que la estatal alcance a participar en las licitaciones de suministro para clientes residenciales de 2016, reconocen fuentes de gobierno.

Por otro lado, señalan que Enap ya habría decidido participar solo con Luz Minera, iniciativa de 760 MW de ciclo combinado ubicado en Mejillones. En tanto, el proyecto de 500 MW ubicado en Concón y llamado Nueva Era no sería por ahora una prioridad, comentan fuentes estatales. En esta central se prevé una inversión inicial de US$ 700 millones, y en octubre ingresaría al Sistema de Evaluación Ambiental (SEA).

El miércoles pasado, y luego de diez meses de tramitación, la Cámara de Diputados aprobó el proyecto de ley con 62 votos a favor, 29 en contra y una abstención. Ahora la iniciativa será revisada en segundo trámite legal en el Senado, donde ingresará a la comisión de Minería y Energía para ser luego votada en sala durante el segundo semestre de este año.

Fuentes de Enap explican que es un desafío para ellos alcanzar a entrar en las próximas licitaciones de abril de 2016 con los dos proyectos y creen que sí lograrán hacerlo.

Luz Minera, comprado por Enap a Codelco, es un proyecto que cuenta con su Resolución de Calificación Ambiental (RCA) aprobada, mientras Nueva Era ingresará pronto a tramitación. Las fuentes sostienen que para participar en la nueva licitación las iniciativas deben estar admitidas a tramitación ambiental.

En las licitaciones que se realizaron en 2014, en tanto, hubo proyectos que ni siquiera habían comenzado el proceso ambiental, como es el caso de BiobíoGenera, empresa que desarrolla la central Campesino y el terminal Penco Lirquén.

Variaciones

El proyecto de ley que amplía el giro de Enap desde un principio se planteó con un límite de participación del 49% en la propiedad de las centrales.

Pero en mayo el Gobierno presentó una indicación firmada por la Presidenta Michelle Bachelet; el ministro de Energía, Máximo Pacheco, y por el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, que permite a la empresa participar hasta con 66%. Es decir, les da la posibilidad de ejercer el control de los proyectos.

Cualquier participación mayoritaria requerirá de la aprobación de tres instancias. Primero, Enap deberá presentar su plan a Hacienda -requisito para cualquier empresa estatal-, pero también necesitará de un informe de evaluación económico y financiero del Ministerio de Energía.

Hacienda podría también pedir un informe de viabilidad económica de una eventual inversión en generación. Todas estas exigencias dificultarían la aprobación de una futura participación de Enap como controlador, comentan en el sector. Esto, porque se necesitaría una capacidad financiera que Enap ahora no podría abordar.

El objetivo del Gobierno al permitir la entrada de Enap al negocio de la generación es inyectar mayor competencia al mercado eléctrico e incentivar algunas tecnologías, como el gas. La estatal recibió 15 ofertas de eventuales socios para desarrollar los proyectos eléctricos, y el directorio ya definió la lista corta de interesados con quien iniciar las negociaciones. En los próximos meses, la firma deberá definir una sola empresa con la que llevará a cabo Luz Minera y Nueva Era.

-760 MW es la capacidad de Luz Minera, la central de ciclo combinado en Mejillones que Enap compró a Codelco. -10 meses demoró la tramitación del proyecto de ley antes de ser aprobado por la Cámara de Diputados el pasado miércoles.

Comments are closed.