Gobierno se abre a revisar entrada en vigencia de norma de emisiones para fundiciones

Senadores de la Comisión de Minería mostraron un informe a la ministra Aurora Williams, en el que plantean necesidad de ampliar la exigencia, pero también el plazo. Fuente: Sustentare 23 de julio 2015.


La ministra de Minería, Aurora Williams; el subsecretario del ramo, Ignacio Moreno, y el presidente del directorio de Codelco, Oscar Landerretche, recibieron ayer de manos de los integrantes de la Comisión de Minería del Senado el informe sobre la problemática que enfrentan las fundiciones de cobre en el país.

En el documento se plantea como idea central postergar la actual norma de emisiones, que exige una captura del 95% del azufre en las instalaciones, pero aumentar el límite a 98% o incluso más.

Los senadores vienen discutiendo el tema desde hace más de un mes, considerando que la norma exige materializar inversiones millonarias, por cerca de US$2.500 millones antes de 2018. Además, el 71% de las fundiciones y el 100% de las refinerías son de propiedad estatal -entre Codelco y Enami- lo que significa que además requerirá recursos públicos.

Según las actas de la comisión, a las que tuvo acceso PULSO, el subsecretario Moreno señaló que mientras Japón capta el 99% del azufre y China llega al 98%, en Chile recién se alcanzará el 95% en 2018, cifra que está por debajo del promedio mundial de la industria que es de 96%.

“Lo recomendable sería efectuar un cambio tecnológico mayor para acceder al 98% de captura, pero pera esto se requiere el doble de inversión, es decir, entre US$5.000 millones y US$6.000 millones”, señaló Moreno.

La postura del subsecretario difiere de la manifestada recientemente por la ministra de Minería, Aurora Williams, quien sostuvo que por ahora no se visualiza ningún cambio en las fechas ni tampoco en los límites de las exigencias.

Sólo para Codelco invertir para alcanzar el 98% de captura significaría una inversión de unos US$4.000 millones, recursos que serían complejo de conseguir para la estatal por cuanto hoy está abocada a financiar su plan de inversiones estructurales, para lo cual necesita unos US$25.000 millones. Esto, en un escenario de estrechez de caja del fisco y también de acceso a los mercados internacionales.

Según el informe, lo más razonable sería abstenerse por el momento de realizar “sólo adecuaciones en instalaciones que han quedado tecnológicamente desfasadas”, señala el documento.

Para los legisladores, es clave que Chile esté consciente de lo estratégico que son sus fundiciones, debido a que China está tomando una posición dominante en este mercado, proyectándose que alcance el 60% de participación, lo que dejaría a la industria minera nacional en una situación de mercado al menos desventajosa.

Comments are closed.