Ministerio de Minería rechaza postergar norma de emisiones

Medida operará desde diciembre de 2018. El Gobierno además descartó limitar ingreso al acero chino. El Mercurio, 21 de julio de 2015.


“Hay una norma que entra en vigencia en 2018, y la posición del Gobierno es que se tiene que cumplir. No hay ambigüedad en la posición”, afirmó tajante ayer el subsecretario de Minería, Ignacio Moreno. Esto, luego que tanto los senadores de la comisión de Minería y Energía como el vicepresidente ejecutivo de Cochilco alzaran la voz para que la autoridad opte por retrasar el cumplimiento de la norma que exige a las fundiciones capturar el 95% de azufre y arsénico. Ello con el objetivo de aplicar más avances tecnológicos que dejen a la industria en pie para capturar un 98% de las emisiones, cifra exigida a nivel mundial, y que retrasaría el cumplimiento de la norma alrededor de cinco años.

Moreno propuso “escalar dentro del proceso inversional”, es decir, invertir recursos para cumplir con la norma a 2018. Comentó que de las siete fundiciones que tiene el país, cinco están con márgenes operacionales negativos. Paipote, de Enami, requiere una inversión de entre US$ 300 millones y US$ 400 millones, y pese a ser una empresa que no genera excedentes para el Estado, es fundamental que incurra en esos gastos, dijo.

Moreno encabezó ayer en la UC la presentación de un estudio realizado por Cochilco sobre competitividad y costos en minería del cobre.

El informe mostró que en los últimos 10 años, los márgenes operacionales en este sector han caído desde un máximo de 65% en 2006, a un 22% en 2014. Si bien “Chile destaca por su potencial geológico, marco regulatorio y legal, estabilidad política y sistema tributario, presenta desventajas importantes en los costos de producción”, puntualizó Sergio Hernández, de Cochilco. Entre 2005 y 2014, el costo medio de operación pasó de US$ 0,9 por libra a US$ 2,17, un crecimiento promedio de 10% anual. Uno de los principales gastos corresponde a remuneraciones.

Polémica por acero

En cuanto a la insistente solicitud que ha hecho la industria siderúrgica local y los reclamos que alistan ante la Comisión Antidistorsiones, Moreno sostuvo que el Gobierno no limitará, al menos por ahora, el ingreso de acero chino al país. “Las reglas del juego de Chile son bastante claras al respecto. Chile acoge la libre competencia a nivel internacional, no ha tomado hasta ahora medidas de este tipo y no será parte de la agenda de este gobierno”, afirmó.

La semana pasada, en un inserto publicado en diarios de seis países de Latinoamérica -entre ellos “El Mercurio-, los productores acereros regionales acusaron que el metal chino es vendido a “precios de dumping y subsidiados”, lo que estaría generando cierres de siderúrgicas locales y despidos de trabajadores, entre otros efectos. El gerente general de Gerdau-Chile, Ítalo Ozzano, pidió al Gobierno tomar medidas para frenar la “competencia desleal china”, ya que de lo contrario este sector podría terminar por cerrarse.

Comments are closed.