Multas de $131 millones arriesgan los dos imputados por derrame de crudo en Quintero

El práctico Eliseo Jamett y el patrón Patricio Cárcamo quedaron sin medidas cautelares pese al arraigo pedido por varios de los 11 querellantes. Fuente: El Mercurio 01 de julio 2015.


El práctico de la Armada Eliseo Jamett impartió instrucciones “confusas e imprecisas” que fueron cumplidas en forma “imprudente” por el patrón del remolcador “Puyehue”, Patricio Cárcamo, que derivaron en la rotura del flexible que descargaba petróleo del barco “Mimosa” a estanques de la Empresa Nacional del Petróleo (Enap). Esta acción provocó el vertido de 38 mil litros del crudo a la bahía de Quintero.

Javier Carrasco, fiscal especializado en delitos medioambientales, dijo que el “actuar negligente” infringió de manera culposa (sin dolo o ánimo de causar daño) el artículo 136 de la Ley de Pesca, que castiga con multas de hasta 3 mil UTM ($131 millones) la introducción de contaminantes químicos que dañen los recursos marinos. “(Jamett) abandonó el puente para ir a popa, perdiendo el control de la maniobra”, relató Carrasco.

Atribuyó a Cárcamo operar el remolque confiando solo en sus habilidades y desconociendo la fuerza que aplicaba, ya que su embarcación carecía de instrumentos para medirla. Ambos quedaron sin cautelares, pese a que algunos querellantes pidieron su arraigo. Se hicieron parte en la causa sindicatos de pescadores, pesqueras, cámaras de comercio de Quintero, Horcón y Ventanas. También Enap, que enfrenta cargos en sumario de la Armada.

Comments are closed.