Partió construcción de primera planta geotérmica de Sudamérica

Una planta de energía geotérmica utiliza el calor interno de la Tierra, que está concentrado en el subsuelo en los llamados reservorios geotermales.


El comodín bajo la manga de parte de quienes hicieron este anuncio es que Chile tiene un potencial geotérmico de 3.600 MW, una cifra de generación eléctrica que supera a cualquier proyecto que haya actualmente en carpeta, y que confirma que el paso que se anunció ayer es de gran potencial, más aún tratándose de energía calificada de limpia, que ahorra toneladas de emisión de CO2.

Con ese antecedente parte el proyecto Cerro Pabellón, la primera central geotérmica de Sudamérica, iniciativa de Enel Green Power y Empresa Nacional del Petróleo (ENAP), la empresa estatal chilena activa en el sector de los hidrocarburos, y que debuta de esta forma en el rubro eléctrico.

“Estamos muy contentos de anunciar el inicio de la construcción de la primera central geotérmica en toda América del Sur”, dijo Francesco Venturini, consejero delegado de Enel Green Power. “Cerro Pabellón también representa otro récord ya que se trata de la planta geotérmica con tecnología binaria construida a mayor altura del mundo. Gracias a más de un siglo de experiencia en el sector, Enel Green Power ha sido capaz de aprovechar sus conocimientos para desarrollar parte del enorme potencial geotérmico de Chile, que se estima en alrededor de 3.600 MW y, de este modo, contribuir a la diversificación de la matriz energética del país. América del Sur es una región de gran interés para Enel Green Power, a la cual se destinará el 50% de nuestras inversiones en los próximos años”, agregó Venturini.

Cerro Pabellón está ubicada en la comuna de Ollagüe, Región de Antofagasta, en pleno altiplano andino, y será también la primera planta geotérmica construida a una cota de 4.500 metros sobre el nivel del mar.

El gerente general de ENAP, Marcelo Tokman, afirmó que “impulsar en conjunto con nuestro socio la construcción de la primera central geotérmica en Sudamérica es un avance más en nuestro Plan Estratégico, con el que buscamos contribuir al país con más energías limpias para la matriz energética”.

De qué se trata

La planta se compone de dos unidades de 24 MW con una capacidad instalada total bruta de 48 MW. Una vez en operación, Cerro Pabellón será capaz de producir cerca de 340 GWh al año (van al SING), equivalente a las necesidades de consumo de unos 154.000 hogares chilenos, evitando de este modo, la emisión anual a la atmósfera de más de 155.000 toneladas de CO2.

Comments are closed.