316 pelícanos murieron de hambre por culpa de El Niño

Aves nidificaban entre Cachagua y Maitencillo.La temperatura del agua subió y las anchovetas bajaron a mayor profundidad, donde las aves no las pudieron atrapar. Fuente: Las Ultimas Noticias, 18 de agosto, 2015.


Unos, en la playa de Cachagua; otros, en Maitencillo; y más de 200 en un islote cercano a ambas localidades. En total, fueron 316 pelícanos los que aparecieron muertos en la costa de la Quinta Región a mediados de abril.

El examen visual mostraba que las aves no tenían heridas externas, aunque sí estaban algo flacuchas.

“Encontramos algunas enfermas, que estaban desorientadas, decaídas y con problemas para moverse”, cuenta Marco Soriano, jefe de la oficina de Petorca del Servicio Agrícola y Ganadero.

Fue necesario hacer estudios de sangre y cloacales, además de necropsias para determinar qué les había pasado a las aves. Los análisis descartaron que sufrieran enfermedades pecuarias, como la influencia aviar.

Los resultados salieron ahora y arrojaron que “los pelícanos murieron por problemas nutricionales, por falta de alimentación. La mayoría de los ejemplares que murieron eran jóvenes o volantones, que aún no saben volar bien y deben ser alimentados”, agregó Soriano.

Lo que ocurrió, según el estudio hecho en laboratorios del Sag, es que la temperatura superficial del mar aumentó por el fenómeno de El Niño, con lo que las anchovetas -principal menú de los pelícanos- bajaron a mayores profundidades, donde su depredador no las pudieron seguir.

“Las aves llegaron a la costa de ese sector porque ahí es zona de nidificación y de crianza. Fue un fenómeno cíclico que ya pasó”, dijo el director del Sag de Petorca.

Comments are closed.