Comisión de Borde Costero definiría relocalización salmonera en litoral de Aysén

Representante de los pueblos originarios indica que no se ha respetado lo que establece el Convenio 169 de la OIT, que obliga al Estado a impulsar una consulta indígena cuando existan materias administrativas o legales que les afecten (El Divisadero). Fuente: MundoAcuícola.cl, 18 de agosto, 2015.


La reunión de la comisión está citada para el miércoles 19 de agosto desde las 15:00 horas en el salón Padre Antonio Ronchi del Gobierno Regional de Aysén.

Los incumplimientos al Convenio 169

Marcia Nahuelquín integra la CRUBC en representación de los pueblos originarios y tiene una visión crítica sobre cómo se ha llevado adelante el proceso de definición sobre el uso del borde costero, particularmente en materia de cumplimiento de las obligaciones que corresponden al Estado de Chile.

Solo hace unos pocos años se incorporó a las organizaciones indígenas a participar en dicha instancia, período en el que consideran no se han respetado los procedimientos establecidos en los tratados internacionales. “Los artículos 6 y 7 del Convenio 167 de la OIT establecen que cada vez que haya temas administrativos o legislativos que afecten directamente a los pueblos originarios se debe consultar a las organizaciones y comunidades indígenas de los territorios. Eso no se ha hecho” explica.

El dato no es menor considerando que la encuesta Casen 2013 determinó que en la región de Aysén más de un cuarto de la población (un 26,5%) pertenece a pueblos originarios, solo debajo de la Araucanía (32%) y Arica y Parinacota (31,5%).

“La CRUBC está vulnerando los derechos de los pueblos originarios pero también los de cientos de trabajadores de la pesca artesanal que son parte o pertenecen a los pueblos originarios” señala Nahuelquín. Esto se agrava a la luz de que estos “fueron los primeros que comenzaron a trabajar en el mar, los primeros que comenzaron a recolectar y hoy día no se está considerando la opinión de estos mismos a participar de un proceso tan importante como es entregarle el borde costero a la salmonicultura”.

Las críticas de la dirigenta se enfocan, además, al negativo desempeño ambiental de la industria, que en su opinión “no es compatible con la pesca artesanal y destroza el medioambiente. La salmonicultura hoy día nos está quitando los alimentos que pueden servir a todo el país, ellos los están matando con los químicos que están tirando al mar”.

Informe técnico con carencias de información

La propuesta técnica de la Subsecretaría de Pesca plantea la posibilidad de afectar 11 zonas como AAA en las comunas de Cisnes y Aysén, para relocalizar 41 concesiones salmoneras de empresas que operan en otras áreas que serán cerradas a la industria del salmón.

Aunque se está solicitando a la CRUBC que adopte una decisión al respecto, el propio informe reconoce que falta información relevante sobre las características de los lugares, porque no se han hecho análisis en todas las temporadas requeridas.

“La duración y alcance de los estudios de prospección establecen una limitación al conocimiento de las áreas prospectadas, las cuales pueden tener una fuerte variabilidad en el tiempo, especialmente en distintas estaciones del año” señala el documento suscrito en 2013 por el jefe (S) de la División de Acuicultura de la Subpesca Jaime Olguín. Y agrega que “de esta forma, la información obtenida deberá ser enriquecida en el futuro por estudios y monitoreos continuos de variables críticas para el desarrollo sustentable de la acuicultura”.

A esto se suma que el titular actual de dicha división, Eugenio Zamorano, reconoció en la sesión del 30 de abril de este año con respecto a la propuesta que “no existen todos los estudios de capacidad de carga que se requieren”.

Comments are closed.