Denuncian desplazamiento de cenizales de termoeléctricas al borde costero de Tocopilla tras temporal

La diputada, Marcela Hernando, fue la encargada de realizar la denuncia luego de que buzos mariscadores reportaron una alta mortandad en especies bentónicas como, por ejemplo, crustáceos, moluscos y erizos en toda la zona afectada. Fuente: El Nortero, 18 de agosto, 2015


Un grave desplazamiento de toneladas de ceniza residual de las operaciones de E-CL y Norgener tras el temporal que afectó a Tocopilla denunció la diputada Marcela Hernando (PRSD), quien visitó en terreno la zona afectada junto a la Asociación Gremial de Buzos Mariscadores de la ciudad. La parlamentaria por la Región de Antofagasta hizo uso de su facultad fiscalizadora, oficiando a la Superintendencia de Medio Ambiente para determinar responsabilidades y efectos del evento sobre el fondo marino y la fauna del sector.

El peligroso suceso ambiental se originó luego de que la lluvia caída tras el sistema frontal que afectó hace unos días a Tocopilla bajara por las quebradas hasta el sector de Punta Paragua, ubicado en el límite urbano norte de la ciudad y colindante con las Población Tres Marías Y Pacífico Norte. Es en esa zona que a pocos metros del borde costero las empresas Norgener y E-CL mantienen tortas de ceniza acumulada por años como residuo de sus operaciones, siendo acopiadas al aire libre y sin ningún tipo de hermeticidad ni sistema de almacenamiento.

“Partió siendo un cenizal cuando el combustible era vulgar carbón pero han pasado muchos años y a mí me gustaría saber si allí hay cenizas de Pet Coke o si hay algunos materiales que pudieran llegar a ser bastante peligrosos”, advirtió Hernando, quien como miembro titular de la Comisión de Pesca de la Cámara de Diputados solicitó a la Superintendencia de Medio Ambiente una caracterización de las cenizas depositadas, así como el porcentaje de sustancias peligrosas que pudieran hallarse, tales como Cesio y Vanadio, que pueden ser bastante dañinos para la salud humana y el ecosistema marino.

Impacto

“Este tema de los cenizales lleva bastante tiempo. Aproximadamente dos años que hemos estado trabajando y hemos estado indicando que en algún momento esto podría suceder”, lamentó Manuel Adaos, presidente de la Asociación Gremial de Buzos Mariscadores de Tocopilla, quien espera una pronta intervención de la autoridad medioambiental, debido a que los buzos temen ingresar a las aguas, considerando la evidente contaminación y mortalidad de una serie de especies.

En su oficio parlamentario la diputada Hernando explicó que la empresa E-CL presentó un proyecto de salida en agosto 2013, comprometiendo su traslado al sector de Barriles -ubicado a 16 kilómetros de Tocopilla- en un lapso de 10 meses luego obtener la Resolución de Calificación Ambiental (RCA), la que finalmente fue aprobada el 30 de julio de 2014, por lo que el plazo venció en mayo de 2015.

Declaración pública de E-CL

Por su parte, la empresa E-CL dio a conocer un comunicado donde señala que “personal de la Gerencia de Cumplimiento Medio Ambiental y Gerencia de Operaciones de Central Térmica Tocopilla de E-CL, realizó inspecciones pedestres en el depósito de cenizas de Punta Paragua perteneciente a la compañía, no detectando evidencias de escurrimientos de cenizas al mar como tampoco fuera de las áreas de disposición”.

Al finalizar, se expresa que la información y las fotografías “puedan aclarar las dudas que han circulado sobre nuestra empresa”, la cual está “altamente comprometida con el cuidado del medio Ambiente y cuenta con estrictos estándares de cumplimiento en esta materia”.

Comments are closed.