Eléctricas y mineras abren conflicto con gobierno por valorización de líneas de transmisión en estudio de CNE

Firmas reclaman baja valorización de sus inversiones, lo que a final de cuentas influirá en los ingresos que tengan por un período de cuatro años, por el uso de las líneas de transmisión declaradas como troncales. Fuente: El Diario Financiero, 18 de agosto, 2015.


Tanto AES Gener como Colbún reclaman ante el organismo por la inclusión de una serie de líneas de transmisión adicionales -esto es, de carácter privado- que fueron consideradas como troncales por el ETT, señalando que estas no cumplirían con los requisitos necesarios ser cambiadas de categoría.

Aquí, sostienen, se afectarían contratos de suministro que mantienen con compañías mineras como AAS y Minera Escondida, las cuales también se hicieron parte del proceso de reclamo.

Al ser declaradas como troncales, estos tendidos pasan a ser “abiertos”, por lo que otras empresas -con las cuales los desarrolladores no mantienen contratos- podrían solicitar conectarse a ellas para evacuar su energía, pagando el peaje que la autoridad determine.

El ETT calificó cinco de las instalaciones de Colbún como troncales, mientras que en el caso de AES Gener, la firma considera que la calificación en otras ocho líneas es errónea.

En el caso de las mineras, Escondida señala que el informe de la autoridad no reconoció cuestiones claves, como el valor de vida útil de las líneas Atacama-O’Higgins 220 y Laberinto-Crucero 220, de modo que las inversiones en estas se remuneren correctamente.

A esto se deben sumar, según la minera, los costos de las servidumbres, lo materiales de ferretería de los conductores y otras cuestiones técnicas.

AAS sostiene que la CNE no contó con datos fidedignos sobre el costo de cada línea de transmisión.

US$ 75 millones de inversión no reconocida reclama TEN, ligada a E-CL.

Baja en costo de energía

La semana pasada, el gobierno ingresó al Congreso un proyecto de ley que busca introducir reformas a la planificación en el sistema de transmisión, aumentar la competencia y también minimizar los riesgos de suministro de energía, lo que según el gobierno redundaría en una reducción en los costos de energía en el largo plazo.

Según señaló Andrés Romero, secretario ejecutivo de la Comisión Nacional de Energía (CNE), los cambios, entre los que se encuentra aumentar al doble el horizonte de planificación con que se trabaja hoy (de 15 a 30 años) en la expansión de las nuevas líneas de transmisión, podrían reducir entre 10% y 14% el costo de la energía, esto respecto de los precios actuales, en torno a los US$ 107 por MWh. “Según un estudio de la PUC, debería haber mejores precios de entre US$ 10 y US$ 15 por MW solo por competencia y menores riesgos por descalces entre costos marginales. Hoy los precios con que los generadores ofertan tienen que ver con estos factores”, dijo Romero.

En este sentido, señala que el cambio en el modelo de tarificación propuesto por las autoridades, que ahora sería de cargo totalmente de los usuarios finales, permitiría eliminar sobrepagos. “El sistema de remuneración hoy día es muy complejo, y hace que se genere una barrera de entrada para nuevos competidores. También hace que los consumidores estemos, eventualmente, sobrepagando por transmisión”, dijo.

Comments are closed.