Fundación Chile y sus socios llevan a estadounidense First Solar a arbitraje internacional

Entidad reclama que se les debe US$ 5,4 millones de su proyecto fotovoltaico Luz del Norte. Fallo debería salir en próximos dos meses. Fuente: Diario Financiero, 27 de agosto, 2015.


Hasta el Centro Internacional de Arbitraje llegaron la Fundación Chile, sus socios y la norteamericana First Solar, esta última acusada de incumplimiento de un contrato firmado a inicios de 2013, tras comprar una serie de proyectos fotovoltaicos por un monto máximo de US$ 30,7 millones, agrupados en Solar Chile.

El acuerdo consideraba que el pago se iniciara en etapas: un monto inicial de US$ 3 millones, más otros US$ 27,7 millones que se desembolsarían de acuerdo con un calendario estipulado de cuatro años, en base al cumplimiento de ciertas fases de los distintos proyectos.

Según cercanos al proceso, que se encuentra en la fase cercana al fallo, la asociación público privada (entre el Estado de Chile y BHP-Billiton-Minera Escondida) demandó a First Solar porque ésta se ha negado a pagar US$ 5,4 millones por el cumplimiento de ciertos hitos que ya están establecidos dentro del acuerdo contractual.

Los pagos e incumplimientos

La primera de estas fases que debían cumplir los proyectos era de la de ser susceptibles de ser financiados. El acuerdo consideraba que si eso ocurría antes del 30 de junio de 2014 se desembolsaban US$ 2 millones; sin embargo, First Solar sólo pagó US$ 1 millón.

Las siguientes fases están ligadas a que los proyectos estén contratados, con todos los permisos obtenidos y listos para ser construidos. El monto que se pagaría dependería de la capacidad instalada de cada iniciativa.

Fundación Chile acusa que aunque Luz del Norte, el primer proyecto en alcanzar esta fase, tiene una capacidad instalada de 141 MW -a pesar de ser aprobados 162 MW-, los estadounidenses sólo pagaron por 75 MW, por lo que los acusa de querer enriquecerse injustamente, de acuerdo con conocedores del pleito.

Por este motivo, los chilenos demandan que se les pague por los 66 MW adicionales del proyecto, que serían unos US$ 4,4 millones.

Eso, sin contar los otros 21 MW de diferencia entre lo que fue aprobado medioambientalmente y el tamaño que First Solar decidió que tendría la planta. Este punto no es menor, considerando que la norteamericana acusa que el pago que pide la chilena no corresponde porque no se alcanzó el umbral de 150 MW que gatillaba dicho pago.

Aún más, al interior de la Fundación Chile existe temor de que First Solar no desarrolle los 9 MW adicionales para llegar a ese umbral dentro del plazo de cuatro años que tiene el contrato para cumplir con las fases y así evitar que se gatille el pago máximo de US$ 30 millones.

La fundación acusa también que el manejo que hizo First Solar en un inicio de Solar Chile, con cambios de ejecutivos que no resultaron y debieron deshacer, impidieron en avanzar con mayor prontitud en las iniciativas.

La respuesta de First Solar

Según cercanos, la norteamericana respondió al tribunal que la acusación de la Fundación Chile no era más que una petición de reescribir el contrato y que han cumplido con las cláusulas del acuerdo.

Además, retrucó respecto del primer gatillante, el ser susceptible de financiamiento, señalando que se alcanzó después del 30 de junio, por lo que sólo correspondía el desembolso de US$ 1 millón.

En cuanto al pago por MW a ser construidos, First Solar dice que éstos corresponden cuando se cumplen umbrales y no bajo éstos, acumulándose entre sí.

En este caso, se pagaría al llegar a 25 MW, otro desembolso por un tramo adicional de 50 MW (llegando a 75 MW) y luego 75 MW adicionales (alcanzando 150 MW). Debido a que el proyecto fue financiado sólo por 141 MW, sólo se pagaría por los dos primeros tramos.

Finalmente, el argumento de la norteamericana para desarrollar 141 MW y no los 162 MW aprobados, es que hubo inconvenientes técnicos y medioambientales que hacen imposible construir esa capacidad.

De acuerdo con entendidos en arbitrajes internacionales, el fallo debiera dictarse dentro de uno o dos meses, en un caso que tiene al mercado altamente expectante.

Las acusaciones

Primer incumplimiento

Fundación Chile reclama que sólo se le pagó US$ 1 millón por un proyecto que quedó susceptible de ser financiado, aunque le correspondían US$ 2 millones.

Capacidad instalada

El resto de los pagos que debía hacer la empresa dependía de la capacidad instalada y el avance de las iniciativas. En el caso de Luz del Norte, la primera de ellas, tendrá 141 MW, pero los chilenos reclaman que se les adeuda US$ 4,4 millones, pues sólo se pagó por 75 MW. La norteamericana señala que los desembolsos eran por hitos y como no se llegó a los 150 MW, no corresponde el resto del pago

Comments are closed.