Gener evalúa triplicar la capacidad de la línea Chile- Argentina

La idea considera pasar de transmitir 200 MW -tal como está autorizado hoya 600 MW, permitiendo conectar al país con Brasil o Paraguay. Fuente: El Pulso 10 agosto 2015.


El plan de interconectar el norte de Chile con otros países como Argentina, Brasil o Paraguay va tomando forma, luego de que AES Gener diera el primer paso y solicitara la autorización para iniciar envíos hacia Argentina. La empresa, controlada por el grupo estadounidense AES Corp, está evaluando triplicar la capacidad actual de la línea eléctrica que conecta ambos países, que hoy permite transmitir hasta 200 MW de energía.

Como la capacidad de diseño de la línea de transmisión -que conecta al SING con Salta, específicamente con la central local Termoandes- es de 600 MW, la eléctrica estudia alcanzar esa cifra, lo que permitiría darle otro estatus a la interconexión, más aun considerando que a fines de 2017 estará operativa la línea que conectará el SING y el SIC y que por estos días inicia su construcción, de la mano de la filial de E-CL Transmisora Eléctrica de Norte (TEN). Según el gerente general de AES Gener, Felipe Cerón, este plan requeriría sólo algunas inversiones menores, pues la gran inversión es la misma línea, la que ya está construida y operativa.

El ejecutivo agregó que de esta manera Chile podría materializar una interconexión eléctrica real, aprovechando, por ejemplo, la hidrología de Brasil y evacuando energía solar o térmica, considerando el potencial de crecimiento que tiene esa zona tanto respecto de las energías convencionales como renovables. La eléctrica recibió hace dos meses la autorización de parte del Gobierno para iniciar envíos de hasta 200 MW, además de haber completado los estudios técnicos que dan viabilidad a la propuesta, y que fueron monitoreados en todo momento por el CDEC-SING.

La línea de transmisión energizada en 345 kV une el Sistema Interconectado del Norte Grande (SING) en Chile y el Sistema Argentino de Interconexión (SADI), y fue construida en la década de los 90 para aprovechar la oferta de gas argentino, por entonces barato y abundante.

Una vez que esas reservas se agotaron, la línea quedó en desuso, aunque ahora volverá a operar pero mayormente en sentido inverso, es decir, enviando energía desde Chile hacia el país vecino. No es el único plan que analizan los privados al respecto. Recientemente, desde GNL Mejillones -filial de GDF Suez, hoy Engie- plantearon la opción de exportar gas natural directamente a Argentina, mediante los ductos que conectan Mejillones con ese país.

Comments are closed.